El mercado inmobiliario ha perdido la euforia de fines de 2015. “Herido desde 2011, muy castigado por el cepo cambiario aplicado por el kirchnerismo, el mercado inmobiliario argentino cerró el 2015 con gran optimismo, con la plena confianza de que con el Gobierno de Cambiemos se iniciaba una etapa de gran recuperación. Sin embargo, transcurridos los primeros 6 meses del Gobierno de Mauricio Macri, esa euforia que se vivió en el momento en el que el líder del PRO desplazó a Daniel Scioli empezó a desvanecerse”, advirtió el periodista especializado en inversiones, Luis Varela. En ese contexto, el Banco de la Nación Argentina inició la comercialización de su nueva línea de créditos hipotecarios “Nación Tu Casa”, a 20 años, con una tasa fija del 14% para los primeros 3 y el Banco podrá financiar hasta el 80% del valor de la propiedad.

 

melconian

Carlos Melconian, presidente del Banco de la Nación Argentina: ¿será posible conseguir una buena experiencia en préstamos hipotecarios?

 

El periodista especializado en inversiones, Luis Varela, explicó la tendencia del mercado inmobiliario:

“(…) ** Según el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, la escritura promedio se firmó por un máximo de 110.000 dólares en 2011, se desbarrancó hasta 54.000 dólares en 2013 (cuando el mercado suponía que íbamos rumbo a Venezuela), luego se inicio una gran remontada por el recambio presidencial, logrando otra vez 100.000 dólares por escritura en momentos del balotaje, pero otra vez hacia abajo, en la zona de los 91.700 dólares en los últimos registros ofrecidos en mayo. En los cuatro primeros meses de 2011 se firmaban 4312 escrituras por mes, desde ahí se cayó a apenas 2.233 escrituras en 2014, 2.241 en 2015 y este año ha mejorado 14,9% hasta 2.576 escrituras mensuales. O sea, se sigue operando casi la mitad de lo que se operaba y los precios están abandonando los máximos.

** Según el Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, la escritura promedio se firmo por un máximo de 60.000 dólares en 2011, desde ahí se desbarrancó hasta 24.000 dólares en 2014, remontó fuerte con el recambio presidencial hasta 46.000 dólares en el momento del balotaje y hoy esta nuevamente en baja, en la zona de los 37.000 dólares. En cuanto a cantidad de operaciones, en 2011 -antes del cepo cambiario- se firmaban en la provincia 7.552 escrituras por mes, luego se cayó a 4.271 escrituras en 2014, mejoró a 5.551 escrituras en 2015 y a 5.991 escrituras en 2016, con una mejora de apenas 7,9% en los últimos 12 meses.

(…) Los créditos hipotecarios se vienen promocionando hasta el hartazgo, pero los préstamos efectivos que van apareciendo a cuentagotas y, a partir de ahora, con un INdEC que potenciará todavía más el costo del UVI(sistema de ajuste lanzado por el BCRA), la multiplicación crediticia quedará todavía más en veremos.

Además, hay muchas dudas con el blanqueo: según los inmobiliarios, por la forma en la que está saliendo del Congreso, no despierta, a priori, demasiado entusiasmo en el sector inmobiliario. Las razones serían, según se dice, por la falta de incentivos que el mismo proyecto de ley tiene para aquellos inversores que podrían colocar su dinero a declarar en proyectos inmobiliarios.

Nadie olvida, además, que quienes blanquearon durante la última parte del kirchnerismo a través de los Cedines todavía hoy son requisados por la AFIP con reclamos que se pensaba que habrían terminado con ese movimiento.

Para peor, mirando hacia el futuro llega otro gran temor. Se sabe -varios funcionarios ya lo han adelantado- el Gobierno trabaja en una reforma integral del sistema impositivo. La idea, entre otras cosas, es dar de baja el impuesto a los bienes personales, por poca eficacia en la cobranza, y reemplazarlo con la aplicación de un impuesto a la herencia.

La idea de aplicar un tributo al traspaso de los padres hacia los hijos tiene una razón: que un individuo pueda invertir sin problemas durante su vida y que el problema impositivo lo tengan los herederos. “Es una forma de igualar a la nueva generación, para que los hijos de las familias ricas no empiecen con tanta ventaja sobre los hijos de las familias pobres”, dicen los que preparan la reforma.

Lo cierto es que la inversión en títulos públicos está exenta, y la inversión inmobiliaria está, y estará, castigada. Y eso sobresale todavía más según el lugar en el que la propiedad esté ubicada, con distorsiones y costos según cada jurisdicción.

Según Reporte Inmobiliario, una propiedad en la ciudad de Mendoza cuesta la mitad que una similar en la capital federal, mientras que para adquirir un departamento en Neuquén hay que desembolsar un 30% más que en Santa Fe.

En realidad hay diferencias notorias incluso dentro de las mismas zonas, en general provocadas por la seguridad y las facilidades de transporte. En Capital Federal el metro cuadrado se está vendiendo a un promedio de US$ 2.046, pero el espectro va desde un techo de US$ 2.915 el metro en Barrio Norte hasta US$ 1.490 en Pompeya (aunque debe advertirse que se están vendiendo en Puerto Madero algunas torres de súper lujo a más de US$ 10.000 el metro).”

En este contexto, conocedor de las limitaciones de todo lo ya anunciado, y pensando en el usuario/consumidor antes que en el inversor, el Banco de la Nación Argentina lanzó una nueva línea de créditos hipotecarios “Nación Tu Casa”.

“Queremos que todos tengan la posibilidad de acceder a su casa propia. Ese es nuestro deseo y creemos que con este nuevo crédito estamos ayudando a lograrlo”, explicó el presidente de la entidad, Carlos Melconian.

La línea es en pesos y tiene una tasa fija del 14% para los primeros 3 años. A partir de la cuota 37, las mismas se recalcularán solamente 1 vez al año y dicho ajuste no podrá exceder el aumento de salarios, determinado a partir del Coeficiente de Variación Salarial (CVS), que se calcula cada mes de agosto, luego de concluidas las negociaciones paritarias.

“Se busca de esta manera quitar de raíz la incertidumbre y darle previsibilidad a la gente”, destacó Melconian.

El plazo de amortización es de hasta 20 años, el valor máximo de la propiedad será de $2.500.000 y el Banco podrá financiar hasta el 80% del valor.

Por otro lado, a fin de facilitar el acceso al crédito, se permitirá a los titulares o cotitulares (para el caso de matrimonios o convivientes) incluir a sus padres, hijos y hermanos como codeudores, pudiendo aumentar así el Ingreso Familiar.

Por último, la línea cuenta con 3 posibles destinos:

** Adquisición de vivienda única y de ocupación permanente;
** Cambio de vivienda única y de ocupación permanente;
** Construcción de vivienda única sobre terreno propio.

 

Urgente24.com

Publicado lunes 27 de junio de 2016