Pasó de $ 600.000 a $ 1,5 millones el piso el piso desde el cual se exige el COTI; lo mismo ocurre con otras transferencias, como la compra-venta de automotores.

Por la inflación de los últimos años, la Administración Federal de Ingresos Públicos ( AFIP ) elevó el piso desde el cual exigirá el código de oferta de transferencia de inmuebles (COTI) de $ 300.000 a 1,5 millones de pesos.

El monto estaba congelado desde 2011, cuando se emitió la resolución 3101 del organismo tributario.

Cabe recordar que el Gobierno estima que la inflación desde el 2007 fue del 700 por ciento, más allá de lo que calculó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) durante la manipulación de las estadísticas públicas.

Según la resolución original “se encuentran obligados a cumplir con el régimen de información, en oportunidad proceder a la negociación, oferta o transferencia de bienes inmuebles, siempre que el precio consignado en cualquiera de los actos aludidos, la base imponible fijada a los efectos del pago de los impuestos inmobiliarios, tributos similares o el valor fiscal, resulten iguales o superiores a $ 300.000”.

Este cambio es parte de una resolución general que se publicará en el Boletín Oficial el lunes próximo y que también actualiza otros valores.

La resolución también actualiza el valor para pedir el certificado de transferencia de automotores (Ceta) de $ 30.000 -vigente desde 2009- a $ 100.000.

En cuanto al régimen de información de operaciones de compraventa de vehículos automotores y/o motovehículos usados, la obligatoriedad pasó de $ 8000 a $ 100.000 para vehículos automotores y de $ 8000 a $ 27.000 para motovehículos.

En otra resolución, que también se publicará el lunes, se incrementan los montos para los regímenes de percepción y retención instaurados por la AFIP para la comercialización de granos (de $ 200 a $ 2000); para la percepción por ventas de cosas muebles (de $ 21,30) a ($ 60); de retención de ganancias por compraventa de materiales reciclables (de $ 12.000 a $ 25.000); y de ingreso del IVA por operaciones a través de “portales virtuales” (de $ 20.000 a $ 40.000), entre otros.

Fuente: Martín Kanenguiser

LA NACION Jueves 07 de julio de 2016