Por primera vez en años de subas permanentes, los contratos de alquiler semestrales tienden a la baja. Las renovaciones que aplicaban un 15%, ahora pasan a un incremento menor de alrededor del 10%. Este hecho es el resultado de una inflación que empieza a mostrar una tendencia decreciente.

La Cámara Inmobiliaria Argentina fue consultada por el diario Ámbito Financiero sobre el tema a lo que respondió su presidente: “Nos reuniremos con la comisión directiva para volver a usar un índice de referencia que pueda regular los aumentos de los alquileres”, adelantó a este diario Alejandro Bennazar. Una posibilidad es el uso del sistema UVI y los datos CER del Indec.

En algunos casos ya prevén que los contratos renovables cada 6 meses quedarán paulatinamente en desuso y se volverá al anual. Si bien aún esta tendencia es incipiente, marca una tendencia más que favorable para los inquilinos.