Semanas atrás, los directivos del Instituto de Capacitación Inmobiliaria, publicaron una nota acerca del valor de la educación terciaria como contrapartida a la oferta universitaria. Una polémica que se intala:

https://icicia.wordpress.com/2016/08/05/universidad-vs-terciarios-una-polemica-bajo-la-lupa/

Gabriel Sánchez Zinny, Director del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) publicó una nota de sumo interés que reflexiona acerca de la necesidad de la especialización técnica para revertir la brecha entre la capacitación y la oferta laboral:

La Argentina, como toda América Latina, enfrenta el reto de seguir trabajando para mejorar su calidad educativa, disminuir las tasas de deserción escolar y mejorar los índices de inserción laboral de los jóvenes. Priorizar el desarrollo del talento humano será fundamental para recuperar su competitividad.

Hay aproximadamente 23 millones de argentinos entre 18 y 65 años. En un mundo laboral dinámico, de permanentes cambios, estándares de calidad cada vez más elevados y utilización de tecnologías más avanzadas; necesitamos seguir formándonos toda la vida y adquiriendo capacidades, duras y blandas. En nuestro país esto es aún más necesario, porque más de 9 millones de argentinos en edad laboral no tiene secundario completo y menos del 17% poseen estudios universitarios.

En este contexto, una formación técnica-profesional basada en competencias, en módulos que tengan validez entre ellos y articulacióncon la Universidad es fundamental. A su vez, que éstapueda ofrecerse de forma presencial, a distancia, o combinada, y sea pertinentecon la demanda laboral.

Una persona de 25ó30 años sin secundario completo tiene poco futuro laboral si no incorpora mayores habilidades y capacidades. La necesidad de una nueva formación inicial, pero también continua, es determinante en el camino de la movilidad social y el progreso individual de los jóvenes yjóvenesadultos.

Aquí, el maestro ocupa un lugar central como agente de cambio en el sistema educativo. Su constante actualización es clave para poder guiar a sus alumnos y para ser ellos mismos capaces de aprender a aprender y transmitir estas habilidades del siglo XXI.

Para alcanzar esta meta, también será necesaria una mayor coordinación con las provincias y municipios ya que son las jurisdicciones quienes supervisan y ejecutan la oferta educativa. Finalmente, necesitamosque se involucren todos los actores de la sociedad: sindicatos, empresas, organizaciones sociales y comunitarias. Y acompañar esto con una clara política nacional que coordine los dispersos y atomizados esfuerzos y fondos que existen hoy en varios Ministerios y agencias del Estado nacional.

 

Fuente: http://www.clarin.com/sociedad/Desarrollar-talento-recuperar-competitividad_0_1642635800.html