Según la nota publicada hoy en La Nación, los analistas inmobiliarios reconocen una reactivación en el mercado que se acentuará el año próximo, no obstante, aventuran un buen último trimestre. Reproducimos quí el texto:

Respecto a la compra venta de propiedades, el mercado se reactiva, la gente de a poco se anima a adquirir inmuebles porque ve que con los mismos dólares de enero, en septiembre compra menos m2. El inversor que especuló una baja del valor perdió y ahora está activo buscando oportunidades. Los brokers son optimistas con referencia al último trimestre del año actual.

Héctor D’Odorico, presidente del Colegio Profesional Inmobiliario, opinó: “Acerca de las medidas recientes como el crédito hipotecario y el Blanqueo, si bien las inmobiliarias tienen cada vez más consultas, el impacto de ambos se podrá comenzar a evaluar hacía la recta final del año actual o principios del próximo”

Santiago Tarasido, presidente de Criba, comentó: “En los últimos años al sector se le dedicó mucho tiempo y energía al análisis de la inflación y su impacto en los costos de la construcción. Es tiempo de volver a posicionar a la productividad en el centro del debate. Es importante pensar cómo construir más eficientemente. Debería haber un cambio rotundo en los procesos productivos”.

Gonzalo Monarca, presidente de Grupo Monarca: “Están dadas todas las condiciones para que el mercado crezca exponencialmente en los próximos años. A corto plazo, destacamos que es muy importante que el sector financiero tome un rol protagónico acompañando activamente al segmento para lograr su reactivación y crear nuevamente a la clase media”.

Hoy, existen tres jugadores clave que están acompañando a los desarrolladores en este nuevo ciclo que comienza: “fondos de inversión del exterior con los que se trabaja activamente, las entidades financieras para el tema crédito, no solo a la demanda sino a la oferta, y por último las sociedades de bolsa con el armado de los fondos cerrados por el tema blanqueo”, agregó Monarca.

Pablo Lowenstein, socio director de Haus Developers, dijo: “Creo que el desafío del gobierno a futuro es bajar la inflación y que el dólar este a un valor más razonable para que el costo de construcción esté en un precio más accesible. Estimamos los valores de construcción en 1400 dólares el m2 cuando hace poco más de un año se calculaba en 900 dólares”.

De cualquier manera el mercado está fuerte porque aunque los precios están altos son validados por las operaciones que se hacen y por la cantidad de tierra que se compró. Bruno Martino, director ejecutivo de COMA SA, expresó: “El último trimestre sólo necesita confirmar que no existirán mayores cambios para que el alto nivel de consulta se convierta en operaciones cerradas. Esperamos que con el Blanqueo de capitales, el inversor vuelva a tener roles significativos y, considerando que los bienes registrables son aquellos que tienen los mayores obstáculos para ser comprados sin dinero blanco, es de esperar que las transacciones producto del nuevo stock de dinero blanco en el mercado sea significativa”. Y amplió: “Los créditos hipotecarios van a influir en el mercado ya que esas líneas van a ir directo al stock actual de unidades en situación de escribanía”.

Gonzalo Noguer, director de Nuevo Urbanismo, detalló: “El mercado inmobiliario es uno de los primeros sectores de la economía real en mostrar signos de reactivación y será uno de los principales protagonistas en el 2017. Si analizamos en lo que va del 2016, en primer término se reactivó la compra de lotes lo cual demuestra que los desarrolladores se posicionan para comenzar nuevos proyectos. En segundo lugar las operaciones de compra venta de propiedades crece a ritmo sostenido en usado o a estrenar. Y por último, respecto a valores, el m2 está en alza por encima de lo que se esperaba. Es un buen momento para comprar”.

Rodrigo Fernández Prieto, managing partner de Fernández Prieto & Asociados, dijo: “Tendremos un muy buen 2017. Si bien hay síntomas de recuperación, las ventas todavía están muy tranquilas. Recién el año próximo postblanqueo comenzara nuestra actividad a tomar protagonismo y se verá un fuerte repunte”. Y Marcelo Santiago, organizador del Salón Inmobiliario de Tigre (pasado mañana en el Museo de Arte Tigre, en la Av. Cazón 1514), concluyó: “Por primera vez en diez años, el sector financiero está apoyando al inmobiliario con las diferentes líneas de crédito hipotecario, las sociedades de bolsa con el armado de los fondos cerrados para el blanqueo y la línea especial del Banco Nación orientada a la construcción”.

 

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1940743-protagonistas-con-optimismo