Es una nueva forma de gestionar el trabajo de manera dinámica y eficiente bajo la premisa de que siempre habrá cambios en el transcurso de un proyecto. El equipo trabaja de manera auto organizada, sin jerarquías y por iteraciones.

Uno de los principios de Scrum es generar valor continuamente para el cliente. Busca retroalimentar el proceso de trabajo proponiendo cómo se puede mejorar el equipo. Hace foco constantemente en la relación entre la personas y cómo estar más conformes y cómodos con su trabajo, lo que deriva en un mejor producto y servicio para el cliente.

Otro beneficio importante es, gracias a las herramientas y metodologías que se implementan, tener una previsión a corto, mediano y largo plazo en un proyecto. Conocer con anticipación los desvíos y riesgos presentes, lo que permite tomar decisiones a tiempo en cualquiera de los niveles de la organización (operativo, gerencial, directivo).

¿Qué son las iteraciones?

Son ciclos cortos que se repiten, por ejemplo, cada dos semanas lejos de las caducas planificaciones anuales, para darnos la oportunidad de conocer cómo avanza el proyecto e ir ajustándolo, lo que nos ayudará a maximizar el resultado final y evitar sobrecostos y sobreesfuerzos innecesarios.

A su vez, tenemos más visibilidad en cada uno de los pasos y evitaremos el costo de los errores cuando el proyecto está terminado.

Se realizan reuniones “express” de quince minutos para ponerse de acuerdo. También se realiza un ejercicio de retrospectiva por cada iteración o ciclo, donde el foco está puesto en cómo se hacen las cosas y no sobre si están “cumplidas”. La ventaja de los lapsos acotados de los encuentros es evitar “olvidarnos” de los inconvenientes o dudas que surgieron mientras trabajamos.

Se tienen en cuenta los estados de ánimo de las personas que integran el equipo; lo que resultó fácil, lo que se complicó. La motivación, el compromiso y la toma de decisiones consensuadas son estimulantes para trabajar más cómodos y para llegar a un resultado final con el mínimo margen de fallas.

El objetivo principal de las iteraciones (ciclos de 1 a 4 semanas) es entregar constantemente valor al cliente y poder detectar a tiempo si existe un desvío respecto de lo que quería (o creía querer) y lo que se está haciendo. De esta forma saber si debemos ajustar algún punto o tarea del proyecto.

¿Cómo se implementa?

Hay diversas formas de implementar la metodología, siempre buscando la más correcta dependiendo el equipo y su comodidad, el proyecto y los tiempos. La premisa es dar visibilidad del trabajo y tareas a realizar. Generar un compromiso con el equipo y no solo con una persona (un jefe, cliente o líder). Por ejemplo mediante el uso de tableros y herramientas visuales sencillas a las que todos tienen acceso, un sistema nada sofisticado, muy por el contrario, lejos de una planilla Excel.

Cada integrante del equipo elige su tarea y en su lugar coloca un papelito con su nombre o foto, si algún jefe de proyecto necesita saber en qué instancia se encuentra, sólo tiene que mirar la pizarra y ver en qué momento está cada paso del desarrollo y quien está a cargo.

Otro punto fundamental es el entender que el cliente es parte del equipo. Se debe trabajar en el día a día con el cliente y esto debe tener visibilidad del proceso, plazos, tareas, etc. La metodología ofrece técnicas para la inclusión del cliente como miembro activo y detectar sus necesidades a tiempo.

¿Cómo se organiza el tablero?

Por columnas que pueden establecerse como: Requerimientos (acciones que se deben realizar para alcanzar el objetivo), Pendientes (tareas por hacer), en Progreso (tareas asumidas por un miembro del staff) –en esta columna, quien eligió la tarea debe poner su nombre- y la última columna que es Finalizadas.

El Scrum surge de las metodologías ágiles para el desarrollo de software y cada vez más las compañías más importantes del mundo lo implementan para organizar el trabajo en equipo.

En el caso del sector inmobiliario, es ideal para organizar equipos de ventas. Más óptimo aún para empresas desarrolladoras donde las tareas son múltiples, de diferentes rubros y desde distintas áreas dentro de una misma compañía.

Las personas como parte esencial de un equipo de trabajo

Un equipo son personas. Las emociones, los sentimientos y la comodidad de cada miembro son sustanciales para estar motivados lo que lleva siempre a querer mejorar y superarse. Hacer las cosas cada vez mejor y estudiar cómo poder ajustar los procesos y forma de trabajo para lograr mejores resultados. Retroalimentar un nuevo ciclo o proyecto enriqueciéndonos con las experiencias propias y de los otros.

Beneficios de Scrum

  • Flexibilidad a los cambios. Gran capacidad de reacción ante las necesidades del cliente o la evolución del mercado. Adecuación a las nuevas exigencias y complejidades.
  • Reducción del Time to Market. El cliente puede empezar a utilizar las características más importantes del servicio o producto antes que esté completamente terminado.
  • Mayor calidad del producto. El trabajo metódico y la necesidad de obtener una versión de trabajo funcional después de cada iteración, ayuda a la obtención de un producto de alta calidad.
  • Mayor productividad. Se logra eliminando la burocracia y la motivación del equipo que se estructura de manera autónoma.
  • Maximiza el retorno de la inversión (ROI). Mayor valor de negocio gracias a la priorización por retorno de inversión.
  • Predicciones de tiempos. Se conoce la velocidad media de trabajo por iteración, así es más fácil hacer uso de una determinada funcionalidad que todavía está en el Backlog.
  • Reducción de riesgos El hecho de trabajar con mayor valor y velocidad permite despejar riesgos de manera anticipada.