Según el decreto 952/2016 publicado en el Boletín Oficial, Mauricio Macri autorizó a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) a “enajenar” una serie de predios estatales que fueron desafectados de los servicios que prestaban. La lista de inmuebles que se subastan a partir de septiembre es extensa.

La Cámara Inmobiliaria Argentina, en su carácter de ser la entidad que representa la actividad de Profesionales y Pymes Inmobiliarias de todo el país, fue convocada por los titulares de AABE para colaborar y participar activamente en propuestas para la valuación, programación y ejecución de las subastas de los bienes del estado en todo el país. Como expertos en tasaciones y con socios profesionales a nivel nacional, más el reciente lanzamiento exitoso de la REDCIA, nuestro aporte y activa colaboración ha sido bienvenida por los representantes de esta dependencia del Estado, brindándole así a los socios de la Cámara la posibilidad de acceder a participar con sus conocimientos y clientes en las futuras negociaciones, enajenaciones y/o locaciones de los bienes del Estado generando así una nueva línea de oportunidades e ingresos a los socios y un mejor resultado e ingresos a las arcas del Estado.

En la foto, Claudio Vodánovich -Secretario de la CIA-, el empresario desarrollador de Madero Harbour y las torres World Trade Center -Alejandro Ginevra, Dr. Ramón García Llorente – Director de Gestión Patrimonial de AABE- Alejandro Juan Bennazar –Presidente de CIA, Federico López Castromil –Vicepresidente primero de la CIA.

A través de un comunicado de prensa emitido en agosto y publicado por el diario La Nación, el titular de la AABE, Ramón Lanús, explicó que los inmuebles seleccionados están en desuso, tienen “concesiones vencidas por montos por debajo de su valor de mercado” o son utilizados para actividades que no están vinculadas a las funciones del Gobierno. Sostuvo, además, que la medida permitirá al Estado reducir los gastos de mantenimiento y seguridad de los edificios y generar actividad económica en terrenos que no estaban siendo explotados.

”Por más que actualicemos el canon de una cancha de fútbol, en muchos casos sigue siendo ineficiente para el Estado que haya una cancha de futbol en un lugar donde puede usarse para otro fin”, señaló Lanús.

Según detalla el decreto 952, que lleva las firmas de Macri y el jefe de Gabinete, Marcos Peña , las operaciones por las ventas de los inmuebles “no sólo constituirán una fuente de ingresos para el Tesoro Nacional, sino que además generarán un impulso en la economía al reactivar diversas actividades productivas, lo que redundará en el mejoramiento de las condiciones de vida de la población”.

“Del análisis efectuado por la Agencia de Administración de Bienes del Estado resulta que mantener ociosos dichos inmuebles implicaría desatender intereses prioritarios del Estado”, argumentó el Gobierno.

 

Fuente informativa: lanacion.com.ar