El presidente de la desarrolladora Gnvgroup descuenta que el mercado inmobiliario vivirá una nueva llegada de inversiones internacionales. Estas palabras subtitulaban la nota que en el mes de enero publicó el diario La Nación sobre este importante empresario del real estate local que el miércoles 16 de noviembre a las 19 hs. brindará una charla abierta y gratuita organizada por la CIA.

Sin falsa humildad, Alejandro Ginevra se puede jactar de ser uno de los descubridores de Puerto Madero. Con su padre fueron los primeros en adquirir tierras en el dique 1 en 1992, cuando el que hoy es el barrio más caro de la Argentina era una zona casi perdida de la ciudad llena de galpones abandonados. En estos más de veinte años, la desarrolladora Gnvgroup -liderada por Ginevra- lleva invertidos más de 150 millones de dólares y construidos 100.000 metros cuadrados de oficinas y viviendas en Puerto Madero con sus proyectos Madero Harbour y las torres World Trade Center. Y así como fue un pionero en invertir en la zona, también es uno de los últimos: cuando ya casi no quedan tierras disponibles, en las próximas semanas iniciará la construcción de una nueva torre de 50 pisos en el dique 1.

“Nuestra idea es crecer en todo lo que sea proyectos comerciales, no tanto en lo residencial. La idea es ser una desarrolladora vinculada con los shoppings, hoteles y las oficinas. En el caso de la hotelería estuvimos charlando con Marriott y Starwood, pero por ahora estamos esperando que llegue financiación a largo plazo.”

-¿Ven una zona que vaya a explotar en los próximos años, como en su momento pasó con Tigre o Barracas?

-Hay un cordón de crecimiento que es toda la costa de la ciudad de Buenos Aires. Siguiendo Puerto Madero para el Norte hay una zona de depósitos y areneras que hoy está abandonada, y que se puede recuperar con un perfil parecido al de lo que era Puerto Madero.

ginevra-¿Como ven el mercado después de la devaluación?

-Nosotros veníamos previendo algún cambio y de hecho cuando hace unos meses lanzamos la preventa de la nueva torre para empezar a construirse a principios de 2016, muchos nos preguntaban: “¿Para qué lanzar un proyecto nuevo en este momento?” Pero la clave en este negocio siempre es anticiparse a lo que va a venir. Confiamos en que iba a haber un cambio en la política económica y en el mercado inmobiliario. De todas maneras, más allá del cambio en las expectativas de la gente creo que todavía faltan políticas específicas para el sector.

-¿Ya se siente una reactivación de la demanda?

-En el sector de lujo se trabaja básicamente sobre las expectativas económicas. Cuando nosotros lanzamos un proyecto desde el pozo para poder venderlo, el mercado tiene que estar bien receptivo porque la persona a la que yo vendo siempre tiene dinero. Lo que puede estar a veces y a veces no son las ganas de invertir en la Argentina. En el último tiempo cuando uno hablaba con potenciales clientes te decían que preferían invertir en Miami o en Nueva York. Hoy esto se está reinvirtiendo porque hay un cambio de expectativas y estoy convencido de que va a mejorar.

Estractos de la nota publicada por  Alfredo Sainz LA NACION. Lunes 04 de enero de 2016