El fisco nacional tomará como válidas las cotizaciones de los profesionales autorizados durante 120 días. Luego, la valuación dejará de tener vigencia, y se deberá realizar una nueva.

Destacamos los puntos más relevantes de la nota de Hernán Gilardo para iprofesional.com

El panorama es claro. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) a cargo de Alberto Abad asegura que ya están identificados bienes inmuebles por unos u$s500 millones y más de 12.300 edificaciones en la Argentina sin declarar.

Del total, el fisco nacional sabe que existen 12.000 propiedades en countries y barrios cerrados de todo el país que aún no han sido declaradas ante la AFIP. También tienen conocimiento al detalle de un extenso listado de bienes inmuebles en el exterior por más de u$s600 millones.

Estos datos, son una pequeña muestra que convierte a los inmuebles en la “vedette” de la segunda etapa del blanqueo que arranca de manera inmediata, luego del vencimiento del plazo para declarar y depositar el dinero en efectivo (vence el próximo lunes).

Flexibilizar para potenciar el resultado

A favor de los contribuyentes, el organismo de recaudación decidió flexibilizar las condiciones a respetar al momento de blanquear un inmueble.

Por caso, el fisco nacional tomará como válidas las cotizaciones de los profesionales autorizados (corredores inmobiliarios) durante 120 días.

Luego, la valuación dejará de tener vigencia, y se deberá realizar una nueva. Con esto, la AFIP busca flexibilizar lo máximo en el tiempo el trámite más engorroso del tramo local de la segunda etapa del blanqueo: a qué precio se debe tomar una vivienda para ser blanqueada y cómo se legaliza el trámite.

Los funcionarios del fisco nacional, consideran que este paso sería el que más podría complicar la intención de sumarse al sinceramiento, y se busca hacerlo lo más ágil y menos burocrático posible. 

Complementariamente, el fisco publicó en su página web una infografía actualizada que resume los pasos a seguir al momento de blanquear inmuebles:

blanqueo-de-inmuebles

 

 

Video explicativo:

¿Cómo son valuados los bienes?

Los bienes inmuebles se valúan a valor de plaza vigente a la fecha de preexistencia y dicha valuación tendrá vigencia por el término de 120 días corridos contados desde la fecha de emisión de la constancia que se establece a continuación. A efectos de la valuación de los mismos, deberá considerarse lo siguiente:

– Bienes inmuebles ubicados en el país: la valuación del bien a valor de plaza deberá surgir de una constancia emitida y suscripta por un corredor público inmobiliario, el que deberá estar matriculado ante el organismo que tenga a su cargo el otorgamiento y control de las matrículas en cada ámbito geográfico del país, la que podrá suplirse por la emitida por una entidad bancaria perteneciente al Estado Nacional, Provincial o a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Asimismo, la correspondiente valuación deberá ser ratificada por el corredor público inmobiliario o la entidad bancaria oficial, según se trate, a través del sitio web de la AFIP, con clave fiscal con nivel de seguridad 3 como mínimo.

– Bienes inmuebles ubicados en el exterior: la valuación debe surgir de dos constancias emitidas por un corredor inmobiliario, una entidad aseguradora o bancaria, todos del país respectivo, las cuales deberán ser suministradas por el declarante al presentar la declaración jurada de exteriorización.

A los fines de la valuación, el valor a computar será el importe mayor que resulte de ambas constancias. Respecto de los bienes de cambio, los mismos se valuarán a la fecha de preexistencia de los bienes.

Dicha exteriorización, implica para el declarante, la aceptación incondicional de la imposibilidad de computar en el Impuesto a las Ganancias, los bienes de que se trata en la existencia inicial del período fiscal inmediato siguiente.

¿Sobre qué recae el nuevo impuesto, y cómo se determina su monto?

El impuesto especial recae sobre los bienes que se declaren voluntaria y excepcionalmente. El mismo se determina sobre el valor de los bienes en moneda nacional, según la valuación mencionada anteriormente para cada caso específico.A su vez se establecen las siguientes alícuotas:

– Bienes inmuebles en el país y/o exterior: 5%

– Bienes, incluidos inmuebles, que en su conjunto sean de un valor menor a $ 305.000: 0 por ciento.

– Bienes, incluidos inmuebles, que en su conjunto sean de un valor que supere la suma de $ 305.000 pero menor a $800.000: 5 por ciento.

Si el total de los bienes declarados, supera la suma de $800.000 sobre el valor de los bienes que no sean inmuebles:

– Los declarados antes del 31 de diciembre de 2016 inclusive: 10 por ciento.

– Los declarados a partir del 1 de enero de 2017, hasta el 31 de marzo de 2017 inclusive: 15 por ciento.

La cancelación del impuesto especial se efectuará mediante la utilización, en forma separada o conjunta, de los siguientes medios de pago:

– Transferencia electrónica de fondos.

– Títulos “BONAR 17” y/o “GLOBAL 17”.

– Transferencia bancaria internacional: la cancelación del impuesto especial se podrá realizar desde el exterior.

La falta de pago del impuesto especial dentro de los plazos fijados, privará al sujeto que realiza la declaración voluntaria y excepcional de la totalidad de los beneficios previstos por la Ley 27.260.

En el caso que la AFIP detectara cualquier bien o tenencia que les correspondiera a los sujetos que efectúen la declaración voluntaria y excepcional e ingresen el impuesto especial, a la fecha de preexistencia de los bienes, que no hubiera sido declarado mediante el sistema, privará al sujeto que realiza la declaración voluntaria y excepcional de los beneficios y procederá:

– Si el valor de las tenencias y bienes no exteriorizados resulta menor $305.000, o al equivalente al 1% del valor del total de los bienes exteriorizados, el que resulte mayor, a determinar de oficio el o los impuestos omitidos respecto de las tenencias y bienes detectados, a la tasa general de cada gravamen, con más sus accesorios y sanciones que correspondan, lo cual no provocará el decaimiento de los beneficios respecto de los bienes exteriorizados;

– Si el valor de las tenencias y bienes no exteriorizados supera el importe calculado conforme lo previsto en el inciso anterior, se dan por decaídos los beneficios respecto de la totalidad de los bienes exteriorizados.