SE TRATA DE MONOAMBIENTES DE UNA SUPERFICIE DE ENTRE 18 M2 Y 22 M2
Se ofrecen en el mercado con un precio promedio de u$s50.000. Apuntan a resolver el problema del primer hogar a profesionales y turistas.

Buenos Aires parece sumarse a la tendencia de las principales ciudades del mundo. Como en París o en Nueva York, los microdepartamentos son los nuevos jugadores de las desarrolladoras. Se trata de monoambientes de entre 18 y 22 m2 que se ofertan en el mercado con un precio promedio de u$s 50 mil. Lo atractivo es que la tasa de retorno, para quienes decidan alquilarlo, es de casi el doble a un monoambiente convencional.

Así, mientras por un departamento de 40 m2 que hoy en el mercado cuesta un precio promedio de u$s100 mil, el alquiler ronda los $6000 (unos u$s390), dejando una retorno anual de apenas el 4,6%. Por un microdepartamento que tiene un valor de u$s50 mil, por la renta se obtiene $5000 (unos u$s320), dejando una rentabilidad del 7,6%, casi el doble.

“Hoy estamos construyendo 10 edificios exclusivos de microdepartamentos con un mínimo de 18 m2 y hasta 30 m2. Apuntan a la clase media, a quienes buscan acceder a su primer hogar o aquel que busca hacer una inversión”, explicó al diario Ámbito Financiero Pablo Brodsky, director comercial de la desarrolladora Predial. La mayoría de los departamentos cuentan con un mobiliario que optimiza los espacios. Además, en este tipo de edificios prevalecen los espacios de usos comunes (pileta, zoom y amplios halls) “Para muchos de los propietarios funcionan como hoteles”, agregó Brodsky.

En un principio este tipo de propiedades eran consideradas estudios profesionales. Si bien la demanda de este público sigue existiendo hoy están pensados para que funcionen como viviendas. Es que los precios son más que tentadores, sobre todo en un contexto donde los créditos hipotecarios todavía no son masivos. “Cuántos menos m2 cuadrados, más rentable es el emprendimiento porque además se abarca un mercado más amplio porque el mundo de compradores es mayor”, agregó Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliara Argentina (CIA).

El promedio del tamaño de los monoambientes en general oscila entre los 30 y 35 m2, aunque los más demandados llegan a ser los de 40 m2 porque son divisibles. Este tipo de emprendimiento rompe con todos los moldes, pero desde las principales inmobiliarias que los comercializan aseguran que la demanda es muy alta. “Se trata de una tendencia que llegó para quedarse”, agregó Bennazar.

La inmobiliaria Lepore cuenta con departamentos de 20m2. Por ejemplo, en la zona de Palermo, los precios oscilan entre los u$s3900 y u$s4000 por m2 y según explicaron son muy demandados, no sólo por el precio accesible, sino por su ubicación privilegiada. “A través de este tipo de viviendas, el comprador accede a zonas que de otra forma no podría hacerlo”, concluyó Bennazar.

El inversor que decide comprar este tipo de inmueble busca en muchos casos resolver un problema habitacional. Aunque son muchos los inversores que apuestan en los alquileres temporarios. “Este tipo de emprendimiento es ideal para los turistas, además la rentabilidad es muy alta”, concluyó Brodsky.

Hoy se están construyendo cinco edificios exclusivos de microdepartamentos, que estarán terminados entre diciembre y principio del año que viene. La particularidad es que esta vez se apunta a los clásicos barrios de clase media como Saavedra, Almagro, Villa Crespo, Floresta y Liniers.

Fuente: Ambito.com por Belén Fernández 23/11/2016