La última sesión del año estará marcada por el debate de una serie de proyectos clave para el desarrollo inmobiliario de la Ciudad. Además se tratará el primer paso para comercializar una serie de terrenos en La Boca. Elsztain, entre los potenciales interesados en “Catalinas II”.

Fuente: iprofesional.com

Hoy será clave para Horacio Rodríguez Larreta en lo que hace a la concreción de nuevos proyectos urbanísticos para la Ciudad.  En una jornada maratónica, la Legislatura porteña discutirá la aprobación de desarrollos largamente promovidos por la gestión del PRO. La principal apuesta es la de conseguir la aprobación del “Distrito Joven”.

Se trata de una iniciativa que apunta a la creación de un polo gastronómico premium sumado a un anfiteatro, una biblioteca y áreas de esparcimiento -entre otros-, en una superficie que se extiende desde Ciudad Universitaria hasta la reserva ecológica. También está previsto “mudar” a esa zona de la Costanera los boliches que hoy funcionan en los distintos barrios de la Ciudad. No sólo eso: el proyecto contempla la instalación de plataformas para deportes acuáticos e, incluso, cafeterías flotantes.

Si los diputados de la Coalición Cívica y la agrupación ECO, que encabeza Martín Lousteau, votan en sintonía con los representantes del PRO, el Distrito Joven logrará este jueves su aprobación final. Así, lo indicaron a iProfesional fuentes de la Legislatura. Pero eso no es todo. En la misma sesión se tratará el primer aval para “Solares de Santa María”, otro megaproyecto en este caso de la desarrolladora IRSA, comandada por Eduardo Elsztain. 

Se emplazará en la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors y comprenderá la construcción de torres, centros comerciales, hoteles, oficinas y diversos canales de agua en un predio de 71 hectáreas linderas a la avenida Costanera Sur. Este megadesarrollo (que varios especialistas del sector inmobiliario llaman la “pequeña Dubai” de Buenos Aires) apunta a un emprendimiento de perfil residencial que establecerá un cierre al desarrollo urbano de Puerto Madero. “Solares de Santa María” había sido cancelado por IRSA en 2013 luego de una sucesión de reveses ocurridos precisamente en la Legislatura porteña.

Uno de los puntos conflictivos que en su entonces trabó el proyecto fue el destino que iban a tener los habitantes del barrio “Rodrigo Bueno”, ubicado a escasos metros de donde se planea la construcción.  Ahora, la decisión del PRO de promover la urbanización del asentamiento dejaría sin conflictos a la vista el plan de erigir la mini “Dubai”.

Como si Distrito Joven y Solares de Santa María no fuesen suficientes, aparece una tercera iniciativa para este “súper jueves”: la Legislatura porteña tratará el destino del área conocida como “Catalinas Sur”. Se trata de una superficie delimitada por las calles Brasil, Azopardo, Pi y Margall, en el barrio de La Boca, que hoy día se encuentra bajo control de una asociación vecinal. La idea del Ejecutivo porteño es parcelar el terreno y llamar a licitación para desarrollar torres de departamentos.

En ese lote de poco más de dos hectáreas ahora funcionan una pileta, una cancha de fútbol, juegos para chicos, parrillas y un centro de jubilados. La intención del PRO es ocupar la zona con emprendimientos de oficinas. La última iniciativa que se tratará el jueves es la puesta en venta de “Empalme Norte”. En la actualidad, es un espacio destinado a la conexión entre los trenes de los ferrocarriles Mitre, Roca y Sarmiento. Y, de estas líneas, con el puerto de la Ciudad de Buenos Aires. Comprende una superficie de casi 90.000 metros cuadrados, emplazada entre las avenidas Eduardo Madero, Antártida Argentina, Cecilia Gierson y San Martín.

La idea del PRO es darle vida a otro megaproyecto en una zona cercana a Puerto Madero y muy codiciada por los desarrolladores inmobiliarios.

Distrito Joven
Distrito Joven puede marcar un antes y un después para la Ciudad, dada las características contempladas en el plan. “La prioridad es dotarlo de una mixtura de usos. Interesa fomentar el rol de la juventud en desarrollos artísticos, culturales y deportivos”, anticipó Fabián Pereyra, director de Políticas de Juventud del Gobierno de la Ciudad.

Además, se busca “que la zona ostente una mayor actividad diurna, más allá de lo que ocurra con la diversión nocturna”, completó.

Distrito Joven contempla la creación de un corredor desde Costanera Norte hasta la reserva ecológica.  Contendrá diversas propuestas, entre ellas sitios gastronómicos, lugares de esparcimiento, una biblioteca moderna, centros culturales y boliches bailables. La iniciativa contempla el cambio de tipificación de la traza que va de Aeroparque a Ciudad Universitaria (ahora destinada por ley a espacios verdes y parques). 

El Gobierno dará concesiones de los predios por diez años, lo que le permitirá además regularizar la situación de aquellos permisos ya otorgados a los comercios que ocupan toda esa franja. El proyecto, al que tuvo acceso iProfesional, establece la desafectación del distrito UP (precisamente la zona de Costanera Norte) del Código de Planeamiento Urbano y su posterior afectación al Distrito precitado.

Según el texto, “se considera prioritaria la regulación de las actividades nocturnas para adultos jóvenes, delimitando un espacio que, por su lejanía a los sectores residenciales (…) permita armonizar la convivencia entre los vecinos”. Pereyra anticipó que el Distrito hasta tendrá una red de ciclovías y peatonalización. “Se otorgarán descuentos a quienes lleguen a bailar en bici o en transporte público y premios para los que tengan cero alcohol en sangre”, dijo. De acuerdo con el plan del PRO, todos los locales bailables clase C tendrán que ser trasladados a esa zona “para sacar los boliches de los barrios”.

Luego de que se apruebe Distrito Joven, Pereyra anticipó que entre las diferentes acciones que se llevarán a cabo una es la de “revisar” las concesiones de los locales gastronómicos que hoy funcionan en Costanera Norte. “Hay concesiones que se vencen en 2016 y otras pautadas en diciembre del año próximo. Vamos a ir revisando una por una y actualizar el valor de los cánones”, aseguró. “Nuestra idea –añadió- es sentarnos con cada uno para ver de qué manera participarán de nuestra propuesta y si tienen planes de desarrollo que puedan vincularse”.

Solares de Santa María
En cuanto a “Solares de Santa María”, la iniciativa de IRSA plantea la urbanización de más de 70 hectáreas y la construcción de distintos complejos de torres bajo la dirección de arquitectos de la talla de César Pelli. El proyecto, valuado en u$s1.000 millones, también propone el desarrollo de hoteles y oficinas, además de un entramado de canales, muelles y diques.

Una vez concretado, se estima que el barrio premium será capaz de albergar hasta 15.000 personas. El emprendimiento será emplazado sobre tierras que fueron adquiridas por IRSA en el año 1997.  En aquel entonces, la compañía pagó u$s50 millones por el predio en el que Boca Juniors pretendió levantar hace décadas un nuevo estadio e instalaciones capaces de concentrar todas las actividades deportivas.

La propuesta edilicia contempla dos grandes sectores: un área de alta densidad -con parcelas en la que se construirán edificios- y otra destinada a condominios (mediana densidad).  El masterplan de Solares incluye la construcción de un lago artificial. Asimismo, prevé la cesión gratuita a la Ciudad de casi 274.000 metros cuadrados, superficie que representa más del 40% del área total del predio.

Para IRSA, este desarrollo luce por demás de atractivo: ya en 2012 dentro de la compañía reconocían que el metro cuadrado construido podía cotizar a razón de u$s6.000.

Empalme Norte
Empalme Norte (92.000 metros cuadrados) goza de una ubicación estratégica: cerca de Puerto Madero y en la codiciada zona de Catalinas Norte. La comercialización de esas tierras le asegurará al PRO una importante suma de dinero, cercana a los u$s200 millones, que le servirá para financiar su proyecto de la Autopista Ribereña, pensado para oxigenar el tránsito en torno a Capital Federal.

Comprenderá una traza de algo más de 7 kilómetros y su principal finalidad será la de comunicar a la Autopista Illia con la 25 de Mayo y Buenos Aires-La Plata.

Para esta obra, el binomio Larreta-Santilli requiere de unos u$s500 millones: u$s300 millones provendrían de un préstamo de la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el resto de lo obtenido con Empalme Norte. Tal como ya diera cuenta iProfesional, desde LJ Ramos -una de las inmobiliarias más activas en la zona de Retiro- su socio y director general, Diego Cazes, reconoció a iProfesional que realizaron estudios a pedido del Gobierno porteño para determinar la superficie máxima a construir.

“Se puede desarrollar una cantidad importante de metros cuadrados. Es altamente probable que se avance con un producto mixto, que comprenda oficinas, espacio residencial y hotelería”, señaló el experto.

Aseguró que podrá plantearse la instalación de servicios pensados para quienes luego habiten la zona. “En definitiva, nos avala la experiencia que tuvimos cuando se tuvo que vender lo que hoy día es Catalinas”, aseguró a este medio. Fuentes de la Legislatura porteña aseguraron a iProfesional que IRSA aparece a la cabeza de las desarrolladoras que ya mostraron su interés por operar en Empalme Norte.