Siempre en la búsqueda de las últimas novedades en temas pedagógicos para estar en sintonía con lo que sucede en el ámbito educativo a nivel nacional, la Lic. Marcela Cordaro, Rectora del Instituto de Capacitación Inmobiliaria y María del Carmen Linkoniene, representante legal de la institución asistieron a la presentación del informe “Empleo Joven e Informalidad en Argentina”. Organizado por el Ministerio de Educación de la Nación y el INET Instituto Nacional de Educación Técnica. El evento además contó con el auspicio y la participación de dos compañías clave para ofrecer información sobre lo que sucede en el mercado laboral y su relación con la capacitación: Staffing América Latina y Adecco.

Los disertantes fueron, Martín Padulla –Founder & Managing Director de Staffing América Latina y Gabriel Sánchez Zinny, Director Ejecutivo del INET.

El debate llevó la reflexión no sólo al ámbito local sino también regional y uno de los puntos críticos que dejó evidenciado el intercambio fue la carencia de las llamadas “habilidades blandas” en la mayoría de los jóvenes que se presentan en una entrevista laboral.

Vale aclarar que las habilidades blandas o transversales, son las adquiridas por fuera de la educación formal y tremendamente definitorias en la selección de un candidato antes de ser contratado. Entre estas habilidades, las más buscadas son las comunicativas y de relacionamiento, la creatividad, la capacidad de trabajar en equipo, la responsabilidad, la honestidad, el compromiso y las actitudes proactivas a la hora de resolver problemas y generar ideas innovadoras que ayuden a impulsar el crecimiento de la organización.

Si esta es la demanda de las compañías, ¿cuál el rol de éstas en la inclusión y en la oferta de oportunidades? ¿Cómo construir un engranaje que funcione entre demanda de mercado, educación e inserción de los jóvenes al sistema laboral?

Otros conceptos tratados fueron el denominado “Bono Demográfico”. Un fenómeno que se da dentro del proceso de transición demográfica en el que la población en edad de trabajar es mayor que la dependiente (niños y adultos mayores) y por tanto, el mayor potencial productivo de una sociedad.

El escenario es complejo. El 24.6% de nuestra población joven no estudia ni trabaja. El desempleo joven es de 18.9%, la informalidad laboral es del 59% y solo un 10.7% tiene un trabajo “decente”. Las dificultades para ser contratados son muchas, tanto para los que buscan empleo como para las empresas que quieren hallar talentos.

¿Cómo comenzar a resolverlo? Con formación basada en la demanda, con ensayos concretos en el ámbito del trabajo formal (training, pasantías) y en “enseñar a trabajar” desde los claustros a través de experiencias concretas.

Involucrar a las empresas en la formación de sus futuros empleados, consolidar un marco regulatorio que lo promueva y articular el accionar de docentes, industrias, instituciones educativas, programas, etc. bajo un mismo objetivo.

Sin dudas, el ICI está profundamente comprometido con este modelo siendo pionero en la formación de profesionales exclusivamente para el sector inmobiliario, con un cuerpo docente activo que en su gran mayoría está compuesto por abogados, contadores, tasadores, arquitectos de suma experiencia y especialistas en el mercado. Ofreciendo a los alumnos a través del Departamento de Desarrollo Laboral un espacio y vínculo directo con la actividad profesional en inmobiliarias asociadas a la Cámara Inmobiliaria Argentina.