16 de Enero 2017 por @CaroPotocar para apertura.com

Inversiones: por qué los parques industriales se posicionan como una alternativa

Los números del negocio, contrastados con la opción residencial.

Frente al aumento de tarifas y la inflación, que aumentan el costo de vida, afrontar un alquiler se convierte cada vez más en una hazaña difícil de enfrentar. Por ello, a la posibilidad de hacer una inversión en un inmueble residencial para luego alquilarlo se suma una nueva opción que promete ser rentable: la de invertir en parques industriales.

En este sentido, Silvio Adanero, socio de la agencia inmobiliaria belprop, habló con Apertura.com sobre los beneficios que presenta un inmueble para uso industrial frente a otro destinado a una familia. “Con respecto a lo que es plantas industriales en sí, en general, el valor del inmueble es más bajo que el que se requiere para comprar una propiedad común. Y además, si vos te comprás un departamento, por ejemplo, tenés dos o tres inconvenientes: pagás más caro el metro cuadrado, tenés una familia adentro, que puede o no tener garantías y quedarse, y lo tenés a veces ocupado y a veces no, todo depende de cómo esté el país”, introduce el inversor.

Para Adanero, la situación económica local no influye tanto en la vacancia de parques industriales como en la de departamentos o casas, ya que a nivel negocio la Argentina intercaló, durante las últimas cuatro décadas, entre dos modelos: “Cuando el país abre las puertas a la importación, se muere la industria nacional, que es la que alquila fábricas, pero vienen empresas extranjeras y alquilan galpones, y cuando se cierra la importación, sucede a la inversa; como país siempre nos movemos de la misma manera”.

A su vez, y frente a los costos que representa construir una vivienda, el socio de belprop asegura que los parques industriales representan una opción más económica, ya que pisos de madera, ventanas, y costos relacionados a las necesidades estéticas de una casa o departamento son reemplazados por pisos, techos y paredes de chapa.

“Lo que puede variar es el tipo de cañería o suministro de energía según la industria que vaya a instalarse en cada planta, así como la necesidad de instalar un sistemas contra incendios y un piso más grueso”, advierte Adanero, y luego contrasta: “Si tenés una vivienda de U$S 1 millón, por mes la podés alquilar a $ 30 mil o $ 40 mil, pero un parque industrial del mismo valor te deja $ 150 mil a $ 200 mil mensuales”. Del mismo modo, añade que “la garantía de una empresa no es la de una familia, y te da un menor riesgo de ocupación”.

Según el socio de belprop, el valor del metro cuadrado en una planta industrial ronda los U$S 150, a los que se deben sumar otros U$S 350 de construcción. “Como ejemplo, tener una nave de 1.500 metros cuadrados, sustentable, con toda la tecnología y sobre un terreno de 2.500 metros cuadrados, te saldría alrededor de U$S 900 mil”, detalla Adanero, aunque aclara “se pueden conseguir galpones de 600 metros cuadrados en Munro o Avellaneda por U$S 200 mil a U$S 300 mil, pero la ocupación va a ser menor”.

Sobre las mejores opciones, el inversor cree que el rango de los parques entre 500 y 1.500 metros cuadrados tiene una muy buena probabilidad de ocupación. “También podés invertir en una nave de 5.000 o 10.000 metros cuadrados, que puede estar muchos años desocupada, pero que cuando te la alquilan, es por Coca-Cola o alguna otra grande”, comenta.

Con respecto a las zonas más rentables, Adanero sostiene que Zona Norte cotiza más que todas y su infraestructura es mejor, aunque Zona Oeste tiene una mejor accesibilidad.

“El año pasado y antes de que llegara el gobierno actual, de cien llamados, cien eran para instalar una industria; hoy son 50 para ese motivo y otros 50 para instalar depósitos y guardar mercadería importada”, analiza el especialista en real estate sobre la coyuntura del sector industrial. “Creo que lo que está tratando de hacer el gobierno es mezclar un poco la industria nacional con la extranjera, porque ven sano que exista esa competencia”, concluye.