El miércoles 25 de este mes por la mañana, la reunión con las más altas autoridades de la CIA y del Colegio Profesional Inmobiliario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires fue el puntapié inicial de una programa de encuentros con los colegios de todo el país que promueve la Cámara.

El objetivo primario de esta agenda es determinar por consenso, cuáles son las funciones de cada entidad dentro de su jurisdicción y la fuerte representación de la CIA como gremio aglutinador, con voz autorizada ante los funcionarios y entes gubernamentales para promover medidas en beneficio del sector.

Se trataron temas críticos que urgen tener una posición tomada y bregar por su solución inmediata. Contratos de alquiler, cuestiones impositivas, la resolución por decreto que modifique la Ley para que los empresarios inmobiliarios sean PYMEs y de esa manera acceder a los beneficios de crédito y de ventajas diferenciales tributarias. La fiscalización de nuevos matriculados, el seguimiento del ejercicio de la profesión, responsabilidades, ética y accionar ante conductas irregulares.

Roles y funciones, sumar esfuerzos, concentrar intereses y forjar vínculos positivos entre los brokers de todo el país tiene una recepción muy positiva, que entusiasma y se proyecta como un paso fundamental para darle identidad propia y contundente al gremio.