Fabián Medina, periodista de infobae.com publicó el lunes 31 de enero una nota de sumo interés para los que buscan las ofertas de crédito hipotecario en los diferentes bancos. Reproducimos aquí el texto.

Siguiendo con la rutina de la actual administración se relanzaron los créditos hipotecarios del Banco de la Nación Argentina denominados UVA por la gestión de Carlos Melconian, pero actualmente bajo la conducción de Javier González Fraga. Esta línea crediticia se hace hasta un monto de 2.868.000 pesos para la construcción de viviendas únicamente y sin compra de terreno.

Esto quiere decir que son créditos a 20 años de plazo con una tasa inicial del 14% anual los tres primeros años y los restantes con una tasa básica de 18% anual y un ajuste posterior con el Índice de Precios al Consumidor nacional vigente con el tope del coeficiente de variación salarial. Esto no permitiría caer en una espiral inflacionaria que dejaría a los deudores al borde de la pérdida de sus hogares como fue en su momento la circular 1050.

El tema a tener en cuenta es que para ingresar a este tipo de créditos se necesita, tomando los datos de la realidad, un ingreso mínimo de 42 mil pesos, lo que hoy en día es altísimo; ningún asalariado bajo convenio colectivo se encuentra en esos niveles de ingresos.

Si consideramos los datos de octubre 2016 emitidos por el Banco Central de la República Argentina, el Banco de la Nación Argentina poseía alrededor de 450 mil millones de pesos de liquidez, superaba por casi 300 mil millones de pesos al segundo banco en el sistema financiero, que era privado. Si vemos los índices de liquidez, nos muestran que posee cerca de la diferencia anteriormente mencionada para brindar créditos hipotecarios, prendarios y de consumo desde una tasa nominal anual inicial del 5% los primeros tres años y para llevarla luego al 7% anual ajustable por coeficiente de variación salarial en forma directa una sola vez al año en los meses de agosto de cada uno de ellos.