Las iniciativas que se vienen tomando desde el Estado junto a los bancos públicos sobre la nueva oferta de crédito hipotecario comienzan a revitalizar, a un ritmo lento pero sin pausa, a un mercado inmobiliario que recién en 2016 empezó a frenar la tendencia decreciente.

Hasta ahora desde el año pasado a esta parte con respecto a los créditos hipotecarios estamos viendo un aumento gradual de la consulta, hubo un quiebre y un renacimiento inmobiliario gracias a las nuevas líneas y al blanqueo. En tanto desde enero y algo inédito, ya que es un mes vacacional, se hicieron bastantes consultas y se concretaron operaciones y siguen en aumento.

Desde abril va a existir una nueva línea de crédito que va a posicionar el aumento de toma de decisiones de compra de propiedades con crédito hipotecario. En 2016, el porcentaje era de entre un 10 y 15 por ciento, este año subió al 20 por ciento y seguirán creciendo este tipo de operaciones gradualmente. Lo que vemos es que por ahora la oferta abastece a la demanda, pero de seguir esta tendencia y si no se aumenta la oferta podría existir un reacomodamiento de los valores.

Es decir, si la oferta no aumenta el año que viene podríamos tener un problema de oferta y mucha demanda, por ello desde la Cámara estamos trabajando en algunos proyectos para adelantarnos a esta situación.

En la Cámara Inmobiliaria Argentina buscamos ser precalificadores de créditos y ayudar en el engranaje de las operaciones con crédito hipotecario. También estamos evaluando la posibilidad de crear la hipoteca de bien futuro.

Además de los nuevos beneficios y reducción de costos de los gastos con respecto al ITI, hipotecas, buscamos la reducción de costos fijos que hoy son bastante abultados. Un costo general ronda entre un 8 y un 12 por ciento y hay que tratar de evitarlo. Ingresos Brutos tendrá una nueva y muy buena ley, esto hará que se reduzcan los costos de un crédito de un 10 a un 15 por ciento.

En un crédito de 2 millones de pesos y 9 mil pesos mensuales se va a reducir la cuota a 7.500 pesos por mes, tenemos que lograr mayor plazo y menor cuota, en definitiva tendrá una consecuencia natural y se va a facilitar de inmediato el acceso a la vivienda.

Todas estas medidas van en un único sentido, comenzar a reducir el histórico déficit habitacional que existe en la Argentina y que los ciudadanos tengan la posibilidad de acceder a la casa propia.

Fuente: http://www.ambito.com/879052-el-engranaje-finalmente-se-pone-en-marcha