El Gobierno puso en vigencia la línea de créditos hipotecarios a 30 años que serán otorgados por los bancos Nación, Provincia y Ciudad. Frente al déficit habitacional que estudios de expertos cuantifican en casi 4 millones de unidades, se abren oportunidades para el sector inmobiliario, ya que se propone una línea de créditos con los plazos más largos del mercado, siendo posible por el ajuste de las cuotas por UVA, es decir, según la inflación minorista mensual, confirmando su objetivo que las cuotas sean menores al valor de un alquiler. De este modo, el crédito hipotecario llega a un segmento de la población que en los últimos años estuvo excluido y que los obligó a relegar el sueño de la casa propia. Lo favorable y oportuno de esta trascendental decisión, se vé reflejada en las recientes cifras publicadas oficialmente, mostrando un 113% de incremento de solicitudes de crédito (Mayo 2017 vs. 12 meses anteriores) y un 40% entre Mayo 2017 vs. Abril del mismo año.