Los créditos hipotecarios presentaron un crecimiento del 39% en la primera quincena de agosto respecto del mismo período de julio, con una incidencia del 83% en créditos en UVAs sobre el total.

Así lo indican las cifras procesadas por el Ministerio de Finanzas, que indican que desde enero se otorgaron 23.350 millones de pesos en préstamos hipotecarios.

En julio, la cifra ascendió a $ 5147 millones y las primeras dos semanas de agosto a $ 3321 millones. Del total prestado en lo que va de este año, el 63% fue en UVA y el 37% con tasa fija, tanto en pesos como en dólares.

Los tres principales bancos públicos -que son coordinados por la cartera que conduce Luis Caputo- prestaron desde enero $ 16.378 millones (solamente el Nación $ 9.556 millones) y el resto de los bancos $ 6972 millones.

Los préstamos en UVA alcanzaron los $ 14.716 millones desde principios de este año, con casi $ 5900 millones de la banca privada, $ 4251 millones del Provincia, $ 2552 millones del Nación y $ 2064 millones del Ciudad.

En particular, desde principios de este mes el Nación otorgó $ 947 millones de los préstamos en UVA, seguido por $ 675 millones del Provincia y $ 265 millones del Provincia. El resto de los bancos otorgaron $ 870 millones.

Por otro lado, los créditos en dólares se mantienen en un nivel muy bajo, con 212 millones de dólares desde principios de año, otorgados en forma total por los bancos privados.

El secretario de servicios financieros, Leandro Cuccioli, dijo a LA NACION que “el crecimiento del crédito en UVA en las últimas semanas demuestra que hay una gran oferta en el mercado” y aseguró que se mantendrá esta tendencia “hasta que la inflación llegue a un dígito, momento en el que las tasas fijas pueden volver a ser atractivas”.

Además, como informó LA NACION, Finanzas ya trabaja en los créditos para los desarrolladores y tiene un ojo colocado sobre el fomento a la oferta. “No estamos notando problemas porque todavía el porcentaje de créditos en relación al PBI es pequeño, pero la intención es trabajar en el fomento de las obligaciones negociables para que en el futuro no haya un descalce en los bancos”, indicó el funcionario.

Fuentes del sistema financiero indicaron a LA NACION que es importante que el Gobierno trabaje sobre esta cuestión por el rápido crecimiento de los créditos ajustables por inflación. Y subrayaron que, en cambio, los depósitos ajustables por UVA crecen a un ritmo mucho más lento; el último dato del Banco Central marca que ascienden a 1688 millones de pesos, con 300 millones en bancos públicos y $ 1388 millones en los privados.

“La clave no pasa por el crecimiento de los depósitos en UVA sino de las ON, para tener un financiamiento de mediano plazo. Y también por la securitización de las hipotecas”, dijo Cuccioli.

El Hipotecario y el Provincia ya emitieron ON con este fin y el Ciudad sería el próximo.

En cuanto a la securitización, en Finanzas creen que el año próximo las calificadoras de crédito locales ya estarán en condiciones de ponerle nota a este segmento del mercado, lo que contribuirá a un mayor desarrollo.

Fuente: Diario La Nación