El proyecto que impondría normas para el alquiler de inmuebles en la Ciudad de Buenos Aires tiene previsto llegar hoy al recinto de la Legislatura porteña, pero en las últimas horas, desde el mismo macrismo que impulsa la medida surgieron dudas, que podrían retrasar el debate. No sería por falta de votos ya que el oficialismo con aliados supera la mayoría simple y cuenta con consenso de otras bancadas también.

Es que la propuesta impulsada por el propio Gobierno porteño y presentada por legisladores del PRO y de la Coalición Cívica tiene la bendición de ONG que defienden a inquilinos y distintos organismos, pero la crítica dura de las inmobiliarias (ver nota en Contratapa), especialmente en el primer punto. Ese es el que impondría que las comisiones que usualmente se cobran en las operatorias de alquiler no las pague el locatario, sino el propietario del inmueble. Esto hasta podría significar que esa comisión se terminara prorrateando y provocara de ese modo un aumento de los valores mensuales del alquiler, pero además creen que “habría casos que se cobran al inquilino y al propietario, entonces los rematadores verían reducida su comisión a la mitad”.

Como sea, habrá hoy antes de la sesión ordinaria, en la Legislatura porteña, una reunión de los jefes de bloques para definir si se modifican algunos puntos del proyecto de ley para crear una mejor versión o se lleva como está para ser sancionado.

El legislador Maximiliano Ferraro (Carrió), uno de los autores del proyecto junto al jefe del bloque PRO, Francisco Quintana, inclusive lanzó en las redes una campaña para apoyar la ley que también contempla eximir a los inquilinos del pago de la certificación de firmas y documentación. Ferraro explicó que la propuesta “surge del proyecto de ley que presentamos junto a Quintana, Carmen Polledo, Paula Oliveto Lago, Lía Rueda, Juan Ignacio Maquieyra, Instituto de Vivienda de la Ciudad, Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, propuestas de diversos bloques parlamentarios y el trabajo de ACIJ – Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, Inquilinos Agrupados y otras organizaciones”.

En su primer artículo el proyecto sustituye el inciso 2 del artículo 11 de la Ley 2340 para establecer que “para los casos de locaciones de inmuebles con destino habitacional en los que el locatario sea una persona física, el monto máximo de la comisión a cobrar será el equivalente al 4,15% del valor total del respectivo contrato, a cargo del locador”. En el segundo artículo se incorpora que “queda expresamente prohibido en las locaciones de inmuebles con destino habitacional en los que el locatario sea una persona física, requerir y/o percibir, mediante cualquier forma de pago, comisiones inmobiliarias y/u honorarios por la intermediación o corretaje a locatarios, sublocatarios y/o continuadores de la locación. La prohibición resulta extensiva a los honorarios por administración de dichas locaciones”.

Otro tema delicado es el de las garantías que se toman, pero el punto no está incorporado en la propuesta que se tratará hoy. En ese sentido se crearía una mesa de trabajo para analizar otro mecanismo como el de un seguro de caución entre alternativas para evitar la presentación de escrituras de familiares. Sin embargo, esa mesa de trabajo podría ponerse a funcionar ahora y dilatar la sanción de la ley para lograr un mejor proyecto, según anticiparon desde el PRO, como posibilidad.

El resto de la ley impone exhibir una leyenda en los locales de las inmobiliarias con el texto de la norma que fija el tope de comisiones y que queda prohibido cobrarles a los inquilinos de viviendas gastos de gestoría y comisiones.

Fuente: Ambito.com

http://www.ambito.com/894761-tratan-con-dudas-polemica-ley-para-los-inquilinos