Juan Pablo Gutierrez, asesor en negocios inmobiliarios corporativos y con vasta experiencia en consultoras de renombre, comparte su diagnóstico sobre el mercado de oficinas. Sostiene que la actividad tuvo un repunte importantes en el primer semestre y que eso se ve reflejado en las tasas de vacancia (entre 6 y 6,5% bastante por debajo de un mercado equilibrado 10%). “Hay área que están más relegadas. Por ejemplo, el Microcentro tiene las tasas de vacancia en el orden del 11%. Claro que contra el 3% de otras zonas es alto pero, a nivel mundial, razonable”, asegura.

Consultando sobre el futuro inmediato de las oficinas, expuso su visión.

– Las grandes empresas, sobre todo las multinacionales, buscan oficinas inteligentes, ¿Por qué lo hacen?

El multitasking se está generalizando. Por ejemplo, hoy un Smartphone es teléfono y computadora a la vez. Creemos que las compañías están comenzando a tener planes de migración en el uso de los espacios a través de estos dispositivos. Lo que significa que desde un teléfono celular uno puede ingresar al edificio, activar los ascensores, encender las luces y la computadora. Las corporaciones internacionales, que quizás cuentan con alguna oficina en el mundo que ha experimentado esto, comienzan a considerar traer esta tendencia a nuestro país. Por este motivo, quienes desarrollamos este tipo de edificios debemos comenzar a pensar en estos nuevos proyectos y adaptar las condiciones tecnológicas.

Además del tema ambiental, ¿ofrecen algún otro diferencial este tipo de edificios de oficina?

– Estos desarrollos cuentan con espacios de uso común como bares, espacios de esparcimiento y gimnasio, además de todos los conceptos de sustentabilidad y de certificación. Por eso, cuando se piensa en un desarrollo para el mercado corporativo, se diseñan espacios libres y abiertos. Es ahí cuando se analizan las necesidades de cada organización como, por ejemplo, una compañía con una alta tasa de empleadas mujeres y un alto porcentaje de madres, se debe analizar la posibilidad de hacer una guardería. En líneas generales, este tipo de adaptaciones suele darlas la compañía de acuerdo a su cultura organizacional y a sus necesidades concretas. De todas maneras, como desarrolladores colaboramos par que todo sea posible.

– ¿Cómo ve la tendencia mundial?

– Puede ser que algún método de trabajo cambie, pero de manera temporal. La esencia del funcionamiento de una compañía no va a cambiar. En algún momento se pensó que la gente iba a trabajar más desde su casa y por lo tanto, varias compañías comenzaron a ensayar ese nuevo esquema pero, finalmente, resulto que no funcionaba como deseaban y volvieron a la dinámica conocida. Las oficinas serán el núcleo de la planificación de objetivos. Eso con respecto a la dinámica de trabajo. Ahora, en cuanto al uso de la tecnología, confiamos en que las nuevas tendencias que se imponen en el mundo llegaran al país y podremos encender nuestras computadoras, la luz y el aire acondicionado apoyando nuestro Smartphone en el molinete de ingreso al edificio. Habrá mas tecnología destinada a facilitar el trabajo y aprovechar los recursos, situación que redunda en lo sustentable y en consumir la menor cantidad de energía posible.

 

Fuente Diario Clarín