Un informe de la Dirección General de Estadística y Censos porteña señaló que al cierre del tercer trimestre se observó un incremento en dólares en el precio del metro cuadrado de departamentos para todos los segmentos, tanto a estrenar como usados.

El ente refirió que los departamentos de dos ambientes, los más representativos, con una participación del 33,5% del mercado, arrojaron un valor del metro cuadrado de USD 2.854 a estrenar, con un incremento interanual de 10,1%, la más alta de todos los segmentos. Para unidades usadas el alza fue de 7,1%, a 2.518 dólares.

El precio del metro cuadrado en la Ciudad para los departamentos de un ambiente a estrenar fue de USD 2.719, computando una variación interanual positiva del 7 por ciento. Las unidades usadas alcanzaron un valor de USD 2.612, con un incremento del 6,5 por ciento. Esta tipología representó el 20,2% de la oferta.

Para unidades de tres ambientes, un 28,3% del mercado inmobiliario porteño, el valor promedio del metro cuadrado es de USD 2.926 a estrenar (+5,5% interanual) y de USD 2.432 para el usado (+7,3%).

El atraso relativo del tipo de cambio y la expansión de la demanda, apalancada en el creciente crédito hipotecario, motivaron un aumento de los precios en el mercado inmobiliario.

Por un lado, el costo de la construcción en pesos aumentó en junio último 24,5% en comparación con el mismo mes de 2016, por encima de la inflación anual, de 23,4%según el IPC de la Ciudad (IPCBA). A la vez, el dólar subió la mitad que la inflación, un 11% anual, de $15,21 el 30 de junio de 2016, a $16,88 un año después.

Por otro, la cantidad de escrituras de compraventa realizadas en el segundo trimestre de 2017 fue de 14.275 actos, un 34,2% mayor que en igual período de 2016. Una de cada cinco ventas se respaldó en una hipoteca: los actos hipotecarios crecieron a una tasa extraordinaria, a 2.930 actos, para alcanzar el 20,5% de las operaciones del período.