La puesta en marcha de los créditos hipotecarios abrió las puertas a la demanda habitacional y la reducción en la oferta de inmuebles ya impactó en los precios: en el último año, los departamentos nuevos en la Capital Federal, se apreciaron alrededor de un 10% en promedio, y los usados, treparon hasta el 16,5%, según el último relevamiento de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).

“Hoy la preocupación es el desempeño que tendrá la oferta en el corto y mediano plazo ya que la suba de precios estaría reflejando en los usados una oferta insuficiente y en los nuevos, la incidencia de mayores costos”, resumió en su último informe la entidad.

Dentro de la muestra monitoreada, las unidades ubicadas en Recoleta, Palermo, Belgrano y Núñez presentaron, tanto en el segmento de nuevos como usados, los valores más elevados.En esas zonas para el segmento “a estrenar”, los precios rondaron entre los US$ 3897 (Recoleta) y los US$ 3244 (Núñez) el metro cuadrado.

Según las estimaciones del Instituto de Economía de la universidad, el promedio simple del precio de oferta del m2 para el conjunto de barrios relevados es US$ 2972 (mayor en un 9,9% respecto de agosto de 2016) para los departamentos nuevos y US$ 2519 para los usados (un 12,3% mayor, en igual comparación de períodos).

En particular, los valores de departamentos nuevos en Belgrano, Palermo, Núñez y Recoleta crecieron un 10,1%, 9,4%, 7,7% y 5,9% respectivamente, al comparar agosto de 2017 respecto de agosto de 2016.

Por su parte, las unidades usadas también registraron precios promedios en ascenso: en Núñez (16,5%), Belgrano (16,4%), Recoleta (12,9%) y Palermo (12,8%) al comparar los precios de agosto 2017 contra agosto’16.

“El relevamiento correspondiente al mes de agosto 2017 confirma la tendencia alcista que se viene registrando durante este año, cuyo principal motor es el resurgimiento de los créditos hipotecarios”, según los analistas de la UADE.

Con lo cual, se hace evidente que este nuevo ciclo está revirtiendo el período 2002-2015 que se caracterizó por un crecimiento de inquilinos en detrimento de los propietarios.Ahora, en los sitios inmobiliarios son más quienes quieren comprar.

Este cambio significativo es básicamente por la puesta en marcha de los créditos hipotecarios “que están registrando un crecimiento exponencial con expectativas de continuidad”, según el estudio.

“Los préstamos se están concentrando fuertemente en esta línea de financiamiento dado que el solicitante con el mismo ingreso accede a un mayor monto y su destino es primordialmente la compra de vivienda (primera o reemplazo), a pesar que se podría optar por refacción o construcción. El incentivo para la toma de un préstamo radica tanto en los plazos (entre 25 y 30 años) como en las tasas de interés, donde la desaceleración en el ritmo de crecimiento de los precios hace que el panorama se torne más predecible y se reduzca la incertidumbre y el riesgo. A esta oferta de créditos responden personas entre 25 y 40 años, con un monto promedio de $ 1.400.000, siendo el tope aproximadamente $3.000.000.

La expansión del crédito se visualiza en el sector a través del incremento en las operaciones de compra-venta y de los montos involucrados en las mismas. La cantidad de actos escriturales (6.019) registró una suba aproximada del 42,3% en agosto’17 respecto de igual período año anterior en tanto que los montos lo hicieron en 71% en dólares y 92,7% en pesos por diferencias en el tipo de cambio de acuerdo a la información suministrada por el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires.

Fuente: Diario Clarín

https://www.clarin.com/economia/economia/precios-departamentos-subieron-16-ano_0_SkAwVCuJM.html