En enero último se registraron 4484 escrituras de compraventa de propiedades en la Ciudad de Buenos Aires, según el Informe sobre Evolución de las Escrituras de Compraventa elaborado por el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires.

“El monto medio de los actos fue de $2.877.480 (unos 148.707 dólares de acuerdo al tipo de cambio oficial promedio): creció 24,8% en un año en pesos, mientras que en moneda estadounidense subió 4,5%”, se explica en el informe.

En tanto, las escrituras formalizadas con hipoteca bancaria fueron 1855 en enero, un 145% más que las de igual mes de 2017, y representaron el 41,4% del total de actos.

Durante todo 2017, según la misma entidad, se efectivizaron 63.382 escrituras de compraventa de inmuebles en la Ciudad, que representaron un crecimiento del 40,9% interanual. La cantidad de escrituras de diciembre último fue de 7850, por un total de $ 20.022 millones.

José Rozados, director de Reporte Inmobiliario, opinó que la suba presenta “niveles récord” para el mes de enero, en un escenario teñido por la suba del dólar que impacta de forma directa a los costos de las propiedades. “Es uno de los enero récord. En 2007 y 1998 fueron los dos años paradigmáticos en cuanto a operaciones donde se presentaron mayores índices que este”, analizó.

“La cifra indica que la gente está dispuesta a comprar con crédito hipotecario y va a seguir así, en la medida en que sigan las líneas de crédito activas, permitiendo que con un ingreso medio o una sumatoria de ingresos se pueda calificar”, analizó el experto.

Además, explicó que la caída con respecto al mes anterior tiene que ver con la estacionalidad producida por las vacaciones y la baja de actividades en bancos y escribanías; y destacó que el impacto de la suba del dólar aún no genera un problema para la toma de créditos. “La suba del dólar afectó en el momento de la escrituración, el más álgido de la operación, y aun así fue un enero récord. Creo que en la medida que los bancos sigan activas en cuanto a su intención de colocación de créditos hipotecarios y el dólar se estabilice, la tendencia va a seguir”, completó.