Luego del boom de los créditos hipotecarios en 2017 y pese a la devaluación de los primeros meses del año, la demanda no cede. José Luis Panero, gerente general del Banco Supervielle, analizó la expansión del crédito a la vivienda.

¿Por la escalada del dólar de enero y febrero hay más cautela entre los tomadores de crédito?

No veo cautela. Veo un sistema financiero que sigue creciendo a tasas muy importantes del 55% y no hay un segmento particular que lo explique. Están creciendo todos los rubros: desde préstamos personales y consumo, pero también el crédito a empresas (para mí es lo más sorprendente, porque viene creciendo a tasas del 45/50%) y los hipotecarios, donde la suba es brutal. También hay otro rubro que es el préstamos prendarios que también empieza a acelerarse en forma importante.

¿Hay algún segmento que no presente una evolución tan buena?

El único que está creciendo a un ritmo menor, que crece como la inflación, es el de tarjetas de crédito. Esto se explica porque están migrando mucho de lo que era tarjeta de crédito a préstamos personales. Creo que porque estos productos funcionan a mejor tasa de interés

Volviendo a los hipotecarios: ¿ con la suba de dólar y dudas con respecto a la inflación, ¿hubo algún cambio de tendencia?

Para nada. Venimos de un mes de marzo que fue espectacular: $ 12.000 millones de pesos. Es una cifra muy relevante. Nuestro mayor cuello de botella hoy pasó ser conseguir las salas para poder firmar las hipotecas. Hoy estamos construyendo salas de escritura, algo impensable un par de años atrás. Este año pensamos crecer $4.500 millones de pesos en ese rubro. Nosotros no tenemos límite de monto a otorgar: damos para primera vivienda, segunda vivienda, PROCREAR. Si en promedio préstamos $ 2 millones por crédito, son 2000 créditos en el año. Este es nuestro objetivo para 2018 y creo que lo vamos a sobrecumplir.

¿Van a tener que salir al mercado de capitales para fondear este objetivo?

Dado que no teníamos nada de hipotecario, es todo un rubro que lo estamos manteniendo dentro del balance del banco. El año pasado hicimos una operación a cuatro años en el mercado de capitales en pesos por el equivalente de u$s 300 millones. Pensamos hacer algo también este año, volver a salir a los mercados por un monto similar, puede ser en pesos o también en dólares.

¿Cuándo concretarían esta colocación?

Estamos esperando una ventana de oportunidad para poder salir, aunque no estamos apurados. Siempre hay alguna noticia que pueda hacernos cambiar. Esperaremos y si vemos la oportunidad, salimos. A la larga, la solución para los créditos hipotecarios y el financiamiento a largo plazo, va a ser la creación de fideicomisos financieros. Nosotros somos especialistas en este tema: tenemos más de 150 fideicomisos emitidos. Antes lo hemos hecho con hipotecas, pero principalmente con préstamos personales y leasing. Creo que con el tiempo tenemos que recrear financiamiento para los hipotecarios.

Hace tiempo que se viene hablando de esto, pero pareciera estar demorado. ¿Por qué?

Si bien todavía no es una urgencia, la realidad es que hay un problema. Hay una facilidad que se le da el tomador del crédito que es que, si la inflación sube mucho, puede estirar el plazo. Cuando vos tenés un fideicomiso financiero, eso no es aceptable. Entonces, se está buscando a nivel de las cámaras y el Banco Central armar como un seguro que, en el caso de suba de la inflación, el tomador de crédito lo compre y no tenga que estirar el plazo y pueda seguir pagando la misma cuota. Esto permitiría securitizar estos préstamos. Estamos todos trabajando para que pueda salir pronto.

Saldado esto, se despejaría la mayor duda que hay hoy en día respecto de los hipotecarios UVA…

Bueno, la segunda mayor duda es quién compra estos fideicomisos. Sabemos que en la Argentina está el FGS, que podría ser un comprador. Pero la realidad es que en el sistema financiero necesitaríamos recrear los que eran los seguros de retiro voluntarios, o fondos comunes de inversión de retiro voluntario, que sea como un complemento de la jubilación. Así quien hoy paga Impuesto a las Ganancias, se estima que son 1.700.000 personas, puedan ahorrar en el largo plazo para su jubilación. Y después, esos fondos son los compradores naturales de las securitizaciones de hipotecas.

Pareciera que para que se monte este sistema van a pasar algunos años. Mientras tanto, ¿cómo harán frente los bancos al boom de la demanda?

Creo que no es algo que haga falta tener disponible para este año. Pero sí, hace falta trabajar para poder llegar. Porque los bancos podemos ir financiandolo. Como para que veas, a nosotros nos representa este gran crecimiento de los hipotecarios apenas el 2% de los activos del banco. Hasta que no lleguemos al 10%, no nos preocupa. Tenemos tiempo suficiente para creer muchísimo, pero hay que empezar a ocuparse hoy. Si no, vamos a tener que seguir dependiendo del ahorro externo, y eso es malísimo para la sociedad.

Fuente: El Cronista

https://www.cronista.com/finanzasmercados/Los-fideicomisos-seran-la-solucion-para-los-hipotecarios-20180412-0005.html