on el fin de abastecer el creciente mercado de créditos para comprar viviendas, los bancos están analizando seguir captando fondos en el mercado de capitales con la emisión de obligaciones negociables (ON) -como se conocen en la jerga financiera los títulos emitidos por empresas-; mientras, esperan que la Cámara de Diputados apruebe la ley de financiamiento productivo, para salir a vender cédulas hipotecarias. En el primer bimestre del año -último dato disponible en la Comisión Nacional de Valores (CNV)-, las obligaciones negociables colocadas por el sector financiero totalizaron $19.483 millones, y crecieron de 18 emisiones en el mismo período de 2017 a 28 este año.

“Los bancos públicos lideramos el crédito hipotecario de 20 a 30 años. Sentimos que las condiciones económicas del país están dadas y que la UVA es una herramienta que nos permite estar cubiertos para nuestros depositantes”, agregó, y detalló que los pedidos de créditos hipotecarios aumentaron en el último tiempo de 90 a 600 por mes. “Buenos Aires se está transformando de ser una ciudad de inquilinos a ser una ciudad de propietarios”, señaló.

“Es una visión de dónde van a estar los bancos en cinco años. Cuando uno agarre el balance de un banco y se fije su composición de pasivos, un porcentaje de cierta relevancia va a ser de mercado de capitales. Pero uno no puede despertarse en cinco años y decir ?quiero pedir $20.000 millones prestados’ si no tenés un historial armado”, agregó.

En el caso del Banco Nación, que anunció hace dos semanas un aumento en sus tasas para los créditos hipotecarios, la entidad que conduce Javier González Fraga viró su foco a otorgar financiamiento para promover los proyectos de construcción de vivienda. “A nadie le gusta aumentar la tasa de interés, pero los bancos tenemos que salir a securitizar estas hipotecas [descargarlas en el mercado de capitales]”, dijo.

El Banco Hipotecario -con control mayoritario del Estado (43%)- sorprendió el viernes pasado con el anuncio de colocación del primer fideicomiso financiero respaldado íntegramente por créditos UVA. Si bien la entidad ya había anticipado que emitiría títulos con garantía de hipotecas por un valor de $440 millones, se esperaba que lo hiciera luego de la aprobación de la ley de financiamiento productivo.

Por otro lado, el Banco Macro emitió obligaciones negociables por un valor nominal de US$1500 millones, luego de haber recibido más de 108 ofertas por un monto total de $3696 millones.

En el caso del Banco Supervielle, la entidad logró hacerse de US$1100 millones entre la salida simultánea a la Bolsa de Buenos Aires y de Nueva York y la emisión de capital deuda en pesos.

Apuesta a los ladrillos

19.483 Millones de pesos

Es el total que suman las 27 emisiones de ON en 2018

27.253 Millones de pesos

Es el volumen de créditos hipotecarios en lo que va del año

Fuente: Diario La Nación

https://www.lanacion.com.ar/2125944-los-bancos-publicos-se-fondean-para-dar-mas-creditos-hipotecarios