La corrida cambiaria que se vive en estas últimas dos semanas afecta al rubro inmobiliario y particularmente a un sector que venía registrando operaciones récord: los créditos hipotecarios ajustados por inflación. En ese contexto, el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Alejandro Bennazar, sostuvo que tras el salto abrupto de la divisa estadounidense -el 25 de abril operaba a $ 20,55, y ayer cerró en los $ 22,94- la mitad de los tomadores de créditos hipotecarios no pueden concretar la operación.

“La situación es la siguiente: un 50% ha logrado concretar las operaciones de los créditos hipotecarios para comprar un inmueble. Pero hay otro 50% que no puede cerrar la operación porque el movimiento de la divisa logró una diferencia entre el 10 y el 12% en pesos en el valor de la propiedad”, detalló Bennazar en declaraciones a ámbito.com.

Agregó que las partes involucradas (comprador, vendedor e intermediario) están tratando levantar el acuerdo aunque reconoció que “no es fácil”. Y remarcó que en los próximos 15 días el mercado no va a registrar movimiento y señaló que en el día a día se nota la baja de las consultas.

“¿De qué manera el tomador de crédito resuelve el faltante de dinero por la suba del dólar? Se resuelve entre las partes. El 50% que está renegociando, gran parte se va a poder concretar y hay otro porcentaje que está afuera de la posibilidad de acceder a mayor crédito. Entonces, o se ponen de acuerdo entre las partes o tienen que salir a buscar otra propiedad y comenzar otra vez el proceso”, explicó.

Asimismo, reconoció que desde la última semana hasta ahora, el sector inmobiliario está observando el movimiento de la divisa. “No tenemos expectativa de que no se vaya a solucionar. Al contrario, en los próximos 15 días se debería estabilizar”, consideró.

“Si lo medimos por hoy, lo que está pasando hoy es un paréntesis. Hasta ahora íbamos a tener un récord de venta histórico. Hoy nos conformamos con el ritmo que está teniendo aunque no se supere el récord histórico. Por ahora hay suficiente demanda por la poca oferta que hay”, observó.

Y concluyó al afirmar que lo que se debería ajustar son los lapsos: “Los bancos públicos se están demorando mucho para otorgar los créditos. Los plazos van de 90 a 120 días para que el comprador tenga la llave en mano”.

Fuente: Ambito Financiero

http://www.ambito.com/920742-advierten-que-50-de-los-tomadores-de-hipotecarios-no-pueden-concretar-la-operacion-por-la-disparada-del-dolar