Las escrituras con crédito hipotecario de junio en la Ciudad mostraron por primera vez una caída fuerte: de un total de 4588 operaciones, 761 se realizaron bajo esa modalidad, lo que representó una baja del 25% con respecto a igual mes del año anterior. Si se compara con mayo, el retroceso fue más significativo, al ascender al 52,7%.

Según informó el Colegio de Escribanos porteño, la venta de inmuebles con préstamos bancarios significó un 16,6% del total. El impacto de la caída con créditos también se sintió en las demás operaciones: las escrituras totales bajaron un 11,3% interanual y 22,2% en relación al mes anterior.

El monto total de las operaciones fue de $18.613 millones, un 57,7% más respecto a junio 2017 y descendió 7,4% en relación al mes pasado.

El valor promedio de las transacciones fue de $4.056.946 – subió 77,8% anual- y endólares, fue un promedio de 148.878 – aumentó 6,9%.

En mayo ya se había detectado que, si bien el número de escrituras en la ciudad de Buenos Aires aumentó de forma interanual, en relación a abril el porcentaje fue menor, especialmente las realizadas con crédito, que habían caído un 26,9% intermensual, en consonancia con la suba del dólar.

José Rozados, director de Reporte Inmobiliario, analizó que esta tendencia era previsible si se tienen en cuenta los datos de las escrituras de mayo, que ya percibían los efectos de la devaluación. “Estos datos reflejan recién es el comienzo de un proceso en el cual se va a revertir el crecimiento que se venía dando de forma constante por el crédito hipotecario”, dijo.

“Esta es la primera caída interanual en 22 meses y seguramente va a ser mayor en julio y en agosto”, sostuvo. “En julio todavía se mantuvo el efecto de aquellos que habían empezado los tramites durante meses previos a la devaluación”, contó.

Además, advirtió que para los meses siguientes, la dinámica del mercado inmobiliario dependerá de los niveles de inflación, el precio del dólar y el nivel de ingreso. “Lo que puede pasar es un efecto combinado de la recomposición del salario, un ajuste del valor de las propiedades y una reducción de la tasa de interés. En la medida que eso no ayude va a ser difícil volver a los niveles de crédito del año pasado”, concluyó.

En coincidencia, Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Argentina de Inmobiliarias, dijo que aún quedaron compradores con crédito hipotecario, pero principalmente aquellos que tienen el dinero para la compra ya disponible o no dependen del préstamo en gran medida.

“Tuvimos un freno en abril, mayo y junio por la corrida cambiaria, pero con la estabilidad volvieron las consultas por la compra de propiedades. Se debería normalizar una parte del sector, que es el que compra en efectivo o el comprador con un crédito al 30% de la propiedad, que son generalmente para segunda vivienda o remodelación”, sostuvo Bennezar.

En este sentido, recomendó para aquellos que quieran comprar, buscar una propiedad para la que el crédito hipotecario no exija tanto del monto total. “Que se guarde un margen hasta que se estabilice el tipo de cambio”, aconsejó.

Martín Boquete, director de Toribio Achával Propiedades, consideró que en la estructura para la compra de viviendas cambiaron las condiciones. “El banco presta pesos en relación a la capacidad de pago de la persona. Esa capacidad no cambió, pero el costo en dólares sí, entonces, el comprador puede conseguir menos porcentaje del inmueble que antes”, sostuvo.

Esto generó, según su visión, mayor inseguridad a la hora de tomar un préstamo para la compra de una vivienda. Sin embargo, dijo que se percibe una tendencia hacia las compras de propiedades en pozo y ve con buenos ojos la estabilidad cambiaria de los últimos días para reactivar la toma de créditos.

“Creo que la tendencia de escrituras se va a mantener en el nivel del último mes porque ahora el nivel de consultas ya se ha levantado con la estabilidad del tipo de cambio de los últimos quince días, ahora queda ver si eso se convierte en operaciones”, finalizó.

Fuente : La Nación

https://www.lanacion.com.ar/2157665-las-escrituras-con-credito-hipotecario-cayeron-un-527-en-junio-en-la-ciudad