La corrida cambiaria impactó de lleno en el mercado inmobiliario, que no repunta.

La cantidad total de escrituras de compraventa de inmuebles en la Ciudad registró en julio una baja interanual del 17,1%, y una de las causas fue el fuerte retroceso de las hipotecas, según informó este martes el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires.

De acuerdo con el informe sectorial, en julio de este año las escrituras formalizadas con hipoteca bancaria en la Capital Federal totalizaron 674 casos, 46,3% menos que las registradas un año antes, y también descendieron un 11,4% respecto a junio.

Las hipotecas representaron el 15,3% del total, frente a 23,6% de un año antes, señalaron los escribanos porteños.

Ante esta situación, los empresarios del sector fueron recibidos este martes en la Casa Rosada por el ministro de Interior Rogelio Frigerio, con el objetivo de encontrar soluciones a la problemática.

“Necesitamos que el Estado asuma un rol protagónico en este momento de crisis de los préstamos hipotecarios. Que los bancos hagan lo suyo, cobrando en la misma moneda en que prestaron. Y que los desarrolladores no tarden una eternidad en obtener la aprobación de un plano, lo que encarece todo el proceso. Son ejemplos, pero debemos encontrar soluciones creativas e inmediatas para que la venta de inmuebles deje de caer, máxime en un contexto de suba sostenida del dólar”, afirmó Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina.

En este contexto, en el que dólar no deja de subir, para los tomadores de los créditos hipotecarios, que ya señaron la casa, toda demora implica un encarecimiento en pesos y hace caer más de una operación.

“Ya lo dijimos cuando nos reunimos en mayo y lo reiteramos ahora. Cuando una persona acceda a un préstamo, no tiene que hacerlo por una cantidad determinada de pesos sino por su equivalente en UVA. Así el crédito queda congelado desde el comienzo de la búsqueda de la propiedad”, indicó Bennazar.

También trascendió que se habló de que con el boleto de compraventa pueda obtenerse el préstamo hipotecario, sobre todo para compras desde el pozo, en los que la escrituración se dilata. “Hubo propuestas y buena voluntad. Ahora necesitamos concreción y fechas de implementación. Esperamos señales fehacientes porque el mercado está deprimido y necesita reactivarse”, cerró Bennazar.

Fuente: IProfesional

https://www.iprofesional.com/finanzas/276764-crisis-banco-pesos-Ante-la-crisis-en-el-mercado-inmobiliario-empresarios-del-sector-fueron-a-la-Casa-Rosada-y-pidieron-soluciones