Rogelio Frigerio recibió a la Cámara Inmobiliaria. Piden que el Estado retome el protagonismo, que se aceleren los tiempos de escrituraciones y que las operaciones se hagan en UVAs.

La caída de los créditos hipotecarios rozó el 50% en el último mes y trajo como consecuencia un fuerte desplome de venta de inmuebles en la Ciudad. Por esta situación, empresarios del sector fueron recibidos en la Casa Rosada por el ministro de Interior Rogelio Frigerio, con el objetivo de encontrar soluciones de consenso.

Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, dijo: “Necesitamos que el Estado asuma un rol protagónico en este momento de crisis de los préstamos hipotecarios. Que los bancos hagan lo suyo, cobrando en la misma moneda en que prestaron. Y que los desarrolladores no tarden una eternidad en obtener la aprobación de un plano, lo que encarece todo el proceso. Son ejemplos, pero debemos encontrar soluciones creativas e inmediatas para que la venta de inmuebles deje de caer, máxime en un contexto de suba sostenida del dólar”.

En la reunión, que se llevó a cabo el martes, se trataron temas como la agilización del proceso de escrituración de un inmueble, que puede demorar más de dos meses en bancos públicos y es sinónimo de encarecimiento por la devaluación de la moneda.

Se propuso que se sostengan las Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) como moneda para celebrar las operaciones. “Ya lo dijimos cuando nos reunimos en mayo y lo reiteramos ahora. Cuando una persona acceda a un préstamo, no tiene que hacerlo por una cantidad determinada de pesos sino por su equivalente en UVA. Así el crédito queda congelado desde el comienzo de la búsqueda de la propiedad”, explicó Bennazar.

Se hizo hincapié con el pedido de que los desarrolladores y cámaras inmobiliarias respecto de que con el boleto de compraventa pueda obtenerse el préstamo hipotecario y de esta forma los constructores y compradores verían facilitadas las operaciones.

“Hubo propuestas y buena voluntad. Ahora necesitamos concreción y fechas de implementación. Esperamos señales fehacientes porque el mercado está deprimido y necesita reactivarse”, cerró Bennazar.