Hay más reservas en Mar del Plata, Pinamar y Cariló que hace un año. En ésta última, incluso, ya se alquiló casi el 70%. Pese al dólar, también hay optimismo en Punta del Este.

En la Costa Atlántica auguran un muy buen verano. La fuerte devaluación del peso desalienta los viajes al exterior, ya que los valores más que se duplicaron fuera del país, a la par del dólar. Y las buenas expectativas en la Costa argentina, de cara a la temporada, parecen corroborarse en los hechos: las reservas para enero son más altas que un año atrás. Sin embargo y pese al dólar, también en Punta del Este esperan un buen número de argentinos.

Desde las inmobiliarias destacan que este año los alquileres ajustaron por debajo de la inflación para tener alta demanda. En Mar del Plata, Pinamar y Cariló aseguran que los inmuebles aumentaron un 25% contra la temporada pasada y, en algunos casos, un máximo de 30%.

“Hay muchas consultas; se cerraron varios alquileres, antes que el verano pasado. Los más reservados son los inmuebles más caros”, explicó Miguel Ángel Donsini, presidente del Colegio de Martilleros de Mar del Plata. “El 70% viene a Mar del Plata a partir de su sueldo en pesos; los precios no deben acompañar al dólar. Queremos ser competitivos y poder alquilar”, agregó.

En La Feliz, los departamentos para la primera quincena de enero arrancan en $ 13.500 (1 ambiente), $ 17.500 (2) y $ 21.500 (3), con valores muy diversos en función de la zona y calidad del inmueble. Las casas, en tanto, parten en $ 25.000; aunque las lindas, de tres ambientes, rondan los $ 40.000. “Hay inmuebles muy buenos por $ 60.000; son u$s 100 por día. En el exterior no se encuentra ese valor”, destacó.

Para la segunda de enero, en toda la Costa hay que estimar de 10% a 20% más que esos valores. “Todavía se mantienen los precios; pero si se alquila mucho, seguramente subirán, por falta de oferta”, aclaró Donsini.

Cariló, un balneario chico pero con más de 3000 casas en alquiler, es el destino de la Costa con mayor proporción de reservas hasta hoy. “Registramos 70% más de reservas que en 2017 a esta fecha. Creemos que a fines de noviembre sólo quedará de 15% a 20% pendiente de alquilar. De hecho, hace un mes estábamos con un 50% reservado y ahora ya casi en un 70%”, comentó Jorge Santamarina, presidente de Inmobiliaria Santamarina. “Los propietarios están a la altura de las circunstancias, pese a que tienen alta presión en gastos (luz, gas, proveedores). Al menos quieren cubrir los costos y mantener la casa con el alquiler”, agregó.

Una casa estándar, de 3 dormitorios y 2 baños, cuesta $ 70.000 la quincena; con pileta climatizada, $ 100.000. De 4 dormitorios y con mas servicios (pileta y cerca del mar), de $ 160.000 a $ 180.000. “Vemos gente que otros veranos elegía Punta del Este y ahora ve a Cariló como alternativa”, explicó.

En Pinamar también son optimistas. Este año, se reserva con el 50% del valor, pero el saldo debe pagarse un mes después, no al ingresar al inmueble. “Los precios están por debajo de la inflación; la idea es que el propietario pueda disponer del dinero antes, para comprar dólares o lo que necesite; que el alquiler no sea caro pero se pague antes”, comentó Matías Márquez. titular de Inmobiliaria Márquez. “Esperamos un muy buen verano. Hay reservas y muchas consultas. Muchos propietarios que no alquilaban ahora buscan hacerlo; y otros que alquilaban todo el verano y se iban a otro lado se guardan unos días para usarlos ellos”, comentó.

En Pinamar, los departamentos de 2 ambientes parten en $ 18.000 la quincena; un 3 ambientes en el centro, $ 25.000; otro, pero premium, de $ 40.000 a $ 50.000. Y uno de alta gama en un barrio cerrado (con servicio de playa y piletas), $ 120.000. Las casas de 3 dormitorios estándar parten en $ 55.000. “Aunque la mayoría reserva después del 12 de octubre, ya hay más alquilado que hace un año”, dijo Márquez.

En Punta del Este, que el verano pasado estuvo repleta de argentinos, prevé un buen verano, pese al dólar. “Los precios se mantienen en dólares, sin cambios. Pero para este verano los inquilinos quizás pueden pelear mejor el precio. Hay mucha incertidumbre, lo pueden aprovechar. Creo que tendremos un buen verano. Estuve en Buenos Aires y vi filas para cenar, mucha gente saliendo a la noche. Creo que el turista habitual de Punta va a venir también este verano”, comentó Luis Borsari, director de Turismo de Maldonado.

“Casi no quedan en oferta las propiedades más caras; ya se reservó todo de u$s 25.000 la quincena para arriba. El resto viene similar a 2017, pero siempre empiezan a reservar en estos días”, explicó Borsari. Alquilar un inmueble de 3 dormitorios en Punta cuesta desde u$s 3.000 por 15 días ($ 117.000 al tipo de cambio de ayer) hasta u$s 100.000, hay una amplia variación. “Quizás haya un poco menos de gente, pero con un gasto igual o superior al verano pasado, que fue muy masivo, con menor gasto por visitante. Quizás viene menos gente, pero de mayor poder adquisitivo”, auguró Borsari.

Fuente: Apertura

https://www.apertura.com/negocios/Suben-solo-25-los-alquileres-en-la-Costa-para-atraer-a-turistas-que-viajaban-al-exterior-20181008-0007.html