Los inquilinos destinan hasta 41% de sus ingresos para el pago del alquiler. ¿Por qué se oponen las inmobiliarias?

En Argentina, casi 7 millones de personas viven en viviendas alquiladas y destinan hasta 41% de sus ingresos al pago del alquiler, según una encuesta de Inquilinos Agrupados, una de las entidades que participó en la redacción del proyecto que este martes se analizará en Diputados.

Gervasio Muñoz, presidente de la Federación de Inquilinos, participó de ese proceso y estará en el Congreso para pedir la aprobación de la iniciativa que, según el mapeo que hizo Clarín, contaría con el respaldo de todos los bloques.

“Participamos de la redacción y respaldamos este proyecto que pretendemos que se apruebe por unanimidad en la comisión y en el recinto”, aseguró Muñoz y adelantó que volverán a pedir que la actualización de alquiler sea anual y no semestral.

Muñoz planteó que el Gobierno dilató el tratamiento del proyecto hasta que entendió “la magnitud de la crisis habitacional que se viene” si no se regulan los alquileres.

Pero así como las entidades de inquilinos están a favor, el sector inmobiliario cuestiona el proyecto: hay, incluso, alertas sobre una reducción de la “oferta” de propiedades en alquiler una vez que entre en vigencia la ley.

En verdad, explicaron desde el sector a Clarín, hay un malestar acumulado porque distintas legislaturas avanzaron con normas para, por ejemplo, eliminar los “honorarios” que cobran las inmobiliarias. Ocurrió en CABA y hay planes similares en provincia de Buenos Aires.

La principal queja de las inmobiliarias, que invocan a los propietarios, es la actualización de precios quedará por debajo de la inflación. Por eso objetan  que se aumente a tres años el plazo mínimo.

Entienden, además, “que fijar la comisión la pague el propietario hará que estos pidan que se suba el alquiler para cubrir de ese modo lo que corresponde a la inmobiliaria”.

Respecto a la ampliación del espectro de garantías, en las inmobiliarias sostienen que existen mecanismos que resuelven el problema, en particular un sistema de “garantías” que funciona y se acepta en el segmento.

En el texto que se discute en Diputados, se agregó un registro de alquileres, cuestión que tiene el visto bueno de las inmobiliarias pero que es resistido por los propietarios.

“En el último tiempo, toda la legislación parece destinada a perjudicar a los propietarios y a las inmobiliarias”, alertó un corredor inmobiliario que mencionó la promesa oficial de instrumentar la firma digital como señal positiva para el sector; una especie de compensación.

Un planteo más de forma que de fondo lo expresó

Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria, que aseguró que comparten parte de la iniciativa pero cuestiona que no “fueron consultados” para la redacción del proyecto.

Fuente: Clarin

https://www.clarin.com/politica/inquilinos-propietarios-posiciones-encontradas_0_zejRMNmRr.html