En los últimos meses notamos que ha cambiado la necesidad de los argentinos por
resguardar su dinero. Hoy quienes estaban indecisos sobre invertir en el mercado
inmobiliario de los Estados Unidos ya no lo dudan. Todo lo contrario, nos apuran para
concretar la transacción”, asegura un agente con amplia experiencia en el mercado
norteamericano. Detroit, Manhatan y Miami son los destinos donde los inversionistas
han puesto el foco.
Quienes conocen de cerca el movimiento inmobiliario norteamericano no dudan en
aconsejar comprar en Detroit. “Esta ciudad, que llegó al punto de quebrar, empezó a
resurgir en 2013 cuando un grupo de empresarios que, liderados por Dan Gilbert
decidieron reconvertir la tendencia y darle a la metrópolis una nueva vida. Hoy las
grandes marcas se están estableciendo allí, desde Nike hasta Starbucks”, describe Marcelo Schamy, argentino radicado en los Estados Unidos hace más de tres décadas y
CEO de IDG Home Detroit, una empresa de inversiones inmobliarias que cuenta con
más de 700 casas vendidas y está incursionando en la compra de edificios de oficinas
completos, que ya se encuentran funcionando y con una empresa inquilina con contrato
vigente.
Actualmente la ciudad tiene precios por debajo del promedio del país del Norte, por eso,
según Schamy, “las propiedades se revalorizarán en los próximos años -lo están
haciendo a un ritmo del 15 por ciento anual-, porque el mercado allá es predecible y
siempre vuelve a ese valor promedio. Actualmente el metro cuadrado refaccionado está
US$630, cuando en el resto del país ronda los US$1500”. Este agente recomienda
adquirir una vivienda unifamiliar, “pues son más fáciles de alquilar y tienen menos
gastos fijos. El retorno por la renta es de un 12 por ciento, aunque de esto hay que
descontar imponderables como roturas o meses con la casa vacía”, aclara el empresario.
Por el precio ventajoso que tiene Detroit, “los argentinos compran casas de US$50.000
y, dependiendo de cada tipo de inversor, adquieren de una a cinco propiedades. Existen
algunos que quieren obtener la visa de inversionista, y para eso deben comprar seis o
más”, explica Jorge Kupferman, broker de Miami Life Realty.

En Detroit, en cuanto a las zonas, “el Este tiene la mejor ubicación geográfica con los
barrios de Morningside, East English Village y Harper Wood”, describe Eduardo PérezOrive,
CEO de Properties in Detroit. Para quienes desean conocer la ciudad, la firma
organiza tours que salen desde Miami y durante la jornada visitan Grosse Pointe, el
barrio residencial donde viven los descendientes de Henry Ford, Dodge, Firestone y “Cuando hablamos de Miami y sus alrededores, la oferta es muy variada, y para todos
los gustos. La principal división en producto que se analiza es la tipología del mismo:
residencial o comercial -los condo hoteles-. Quien decide comprar viviendas tiende a
rentarlas. Si analizamos el condado de Miami-Dade y Broward, podemos encontrar una
franja enorme de precios para este tipo de productos, que comienzan en los
U$S100.000 hasta algunos millones de dólares, aunque la franja más importante, a
nivel volumen de unidades, está por debajo de los U$S700.000”, afirma Pablo
Hoberman, fundador y CEO de Urbis Real Estate.
Mariano Capellino, CEO de INMSA, marca que “el volumen de transacciones se ha
reducido en estos últimos años y el inventario ha crecido significativamente por el
ingreso de unidades nuevas que se han terminado de construir. Esto ha hecho que los
valores se hayan estado corrigiendo hacia abajo desde 2015, en promedio 10 por ciento
anual. Esta situación se ha producido principalmente en el área de Brickell, Downtown
y, en menor medida, en zona de playa en donde los valores han caído en promedio 5 por
ciento anual en los últimos 3 años”.
En contraposición, Vanessa Grout, presidente de CMC Real Estate en Miami, resalta que
las ventas aumentaron en la zona desde julio. “De acuerdo a la Asociación de Agentes de
Bienes Raíces del Condado Miami Dade, las ventas de inmuebles por encima de un
millón de dólares subieron 21,5 por ciento en junio. Nosotros, en Brickell Flatiron
hemos visto, por ejemplo, un ascenso importante en las ventas de penthouses después
del Mundial de fútbol”.
De hecho, los argentinos se consolidan como los principales compradores de inmuebles
en el sur de la Florida. Una de las principales características de Miami Dade es su gran
variedad de productos inmobiliarios desde rascacielos futuristas, torres de oficinas,
hoteles y centros comerciales de lujo. Según el último informe reportado en 2018 por la
Asociación de Agentes de Bienes Raíces de Miami, los compradores extranjeros
adquirieron 15.400 propiedades en el sur de la Florida por valor de US$7,2 mil millonesen el último año, donde los argentinos ocuparon el primer puesto del total de estas
transacciones (15% de las compras internacionales) por un monto de US$1,08 mil
millones, seguidos por los venezolanos con el 11 por ciento. El precio promedio de
compra de los argentinos fue de US$400.000, aproximadamente. En la oferta se
consolidan los proyectos que le permiten al comprador invertir tanto en el sector
comercial como en el residencial, con el objetivo principal de obtener rentas en dólares.
“Los argentinos son cada vez más exigentes en sus búsquedas tanto en proyectos
comerciales como residenciales”, analiza Fernando de Núñez y Lugones, vicepresidente
ejecutivo de One Sotheby’s International Realty. Uno de los proyectos mixtos que se está
comercializando es la Okan Tower de 70 pisos -será la más alta de la Florida- “Hay
estudios desde el piso 36 a US$300.000”, afirma Bekir Okan, presidente del Okan
Group.
El área de Brickell fue una de las que más presencia tuvo en la última edición de Expo
Real Estate. Allí, Maribel Goldar, directora de la división internacional de Fortune
International, remarcó la tendencia creciente de quienes buscan comprar una segunda
casa o apartamento como inversión, no para uso personal. “Para ellos tenemos The RitzCarlton
Residences; Sunny Isles Beach, proyecto de los argentinos Edgardo Defortuna y
Manuel Grosskopf, ya en construcción en la zona de Sunny Isles; Missoni Baia, que
representa lo mejor de los edificios de marca en la ciudad; Una, ya vendido en un 40 por
ciento en la zona de Brickell en tan solo cuatro meses, y Brickell Flatiron, del legendario
constructor Ugo Colombo”, afirma Goldar.
“Uno de los proyectos de uso mixto que más interés genera en Miami es Aventura
ParkSquare, en la esquina de Waterways Boulevard y NE 30th Ave. El complejo cuenta
con cinco edificios que integran oficinas, condominios, un centro médico, un hotel y
locales comerciales de primer nivel organizados a lo largo de un boulevard interno. Es
una nueva opción de vida, trabajo y entretenimiento en el corazón de Aventura”, relata
Alex Rakover, CEO y fundador de QUM Real Estate Advisors, con más de 20 años de
experiencia en el mercado.
Por su parte, Renata Calderaro, abogada de inmigración y CEO de Calderaro Tyrrell Law
Group, le recomienda a sus clientes que “en el caso de Florida central eviten la
adquisición de condominios y busquen, en cambio, la puesta en valor de casas nuevas,
pues no tienen tantos costos adicionales y una vez alquiladas el retorno de la inversión
es más rápido. La valorización a largo plazo es clave y las facilidades de préstamo  también”.
En Miami, el valor del metro cuadrado depende del tipo de propiedad que se busca. El
inversor de renta busca generalmente inmuebles que se encuentren lejos de la playa ya
que los impuestos y gastos son más baratos a medida que se alejan de los lugares de
atracción. “Por ejemplo, la zona de Homestead, donde el precio medio del m2 de
vivienda cuesta U$S1506, se consideró la zona más subvaluada”, cuenta Basaldua.

Ambas agentes inmobiliarias sostienen que aunque el mercado norteamericano está un
poco parado, los argentinos nunca dejaron de invertir. “Muchos buscan entrar en
condominios, porque al ser de dominio dividido da más facilidades; los buscan para
rentarlos pues la zona da un buen retorno. También se ven algunos que se inclinan por
los proyectos de development (de pozo), ya que hay muchas construcciones en
desarrollo en la ciudad”.
“Este mercado siempre fue el sueño para el inversor de real estate, aunque
lamentablemente pocos llegan por el alto valor del metro cuadrado y el reducido y
escaso inventario apto para el inversionista. Algo que parecía inalcanzable hoy es
posible a través del crowdfounding, donde el inversor puede entrar desde los
U$S50.000 con rentabilidad de dos cifras”, aclara Gonzalo Basaldua, co fundador de
B&B Brokers.
“El mercado de bienes raíces es muy regulado y transparente en los Estados Unidos. Las
propiedades están en un listado público en internet, donde figura cuanto sale el
inmueble, quien es el dueño y todos los antiguos propietarios”, agrega Arrocha. Un dato
interesante es que en Nueva York, entre la 53 y la 59, se está desarrollando una nueva
zona que es tan preciada que el m2 está en US$10.000.

 

Fuente: Diario La Nación

https://www.lanacion.com.ar/2185701-donde-invertir-estados-unidos?fbclid=IwAR04TbKOhvkL1vhfYZSNwCDRSstjziGU4w51kMTuewkPj3rrgjUWSfGb2Zg