De la primavera hipotecaria se saltó al invierno”, graficó una fuente del sector.
Y es que el desplome de las escrituras en la ciudad de Buenos Aires, en septiembre, fue
el más fuerte de lo que va el año. Con 3539 escrituras, la compraventa de inmuebles
cayó un 41,2%, en relación al mismo mes de 2017, mientras que la caída de las
operaciones con crédito hipotecario (382 de 3539) fue dramática: del 78%.
En tanto, si se compara el nivel de operaciones con agosto-que no fue un buen mes-, la
caída fue de un 22,2%.
Consultado por LA NACION, el director de Reporte Inmobiliario, José Rozados, dijo
que la caída objetiva que demuestran los datos de escrituras es “la consecuencia de la
imposibilidad de calificar con este nivel de precios a un crédito hipotecario” y, al no
ajustar los precios, “el mercado está ajustando en cantidad”.
De acuerdo con el informe del Colegio de Escribanos de la Ciudad, el valor promedio de
transacciones fue de $5.071.093 o US$128.675, lo que implica una suba en pesos del
113,7% anual mientras que el valor en dólares cayó 4,9%.

“Como lo venimos advirtiendo todas las cifras de este segundo semestre serán negativas
en la comparación interanual y ya el próximo número de compraventas acumuladas a lo
largo del año, que conoceremos de octubre, dará caída en la comparación con los 10
meses acumulados del año pasado”, vaticinó Rozados.
En este sentido, consideró que el mercado inmobiliario que se observa y que se verá al
menos hasta el segundo cuatrimestre del año entrante “será muy parecido al que se
vivió en los años del cepo cambiario cuando el número de escrituras fue el más bajo del
que se tenga registro”, aproximadamente entre 3000 y 3500 escrituras al mes.

En tanto, el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), Alejandro Bennazar,
fue más optimista y afirmó que la recuperación podría ocurrir en marzo del año que
viene.
“Para nosotros, el informe de escrituras es una foto de hace 90 o 120 días atrás. Desde
hace unos 15 días a esta parte empezó a haber algo de movimiento con el aquietamiento
del dólar. Creemos que en diciembre-enero el número de escrituraciones se va a
estabilizar y en marzo habría una reactivación por la reaparición del Estado como actor
y la expectativa de una buena cosecha”, explicó.
Con la “reaparición del Estado” se refirió a las medidas que se anunciaron en las últimas
semanas como la posibilidad de registrar el boleto de compraventa, lo que ampliará las
posibilidades de acceder a financiamiento. “Si las medidas que se están difundiendo
surgen como corresponde y se aplica como se está pautando la reactivación de la
economía, en marzo-abril con la estabilización del dólar y la inflación, una buena
cosecha y el Estado como protagonista, vamos a ver una evolución de ventas creciente y
sino seguiremos con este ritmo normal”, opinó.
Por último, el presidente de Colegio de Escribanos porteño, Claudio Caputo, hizo una
lectura más macroeconómica según la cual incluso si se resuelve la cuestión cambiaria
no se podría recrear prontamente el mercado crediticio.
“Se salió de la histeria cambiaria, pero la estabilidad cambiaria no está del todo
asegurada hasta que se apruebe el Presupuesto. Esto sería un gran paso hacia adelante
en relación a la histeria cambiaria de mayo, junio, julio, pero no implica la posibilidad
de ver ni siquiera de manera optimista la recreación del mercado crediticio”, aseguró.
Según él, los bancos están influidos por la escasez de moneda, por lo que no habrá
crédito. “Vamos a un escenario en que no va a haber histeria cambiaria sino estabilidad,
pero esto no da lugar para recrear el mercado crediticio. Sin eso, no hay mercado.
Vamos a volver a niveles de 2013,2014 y 2015 de 3000 escrituras por mes, lejos de las
6200 a las que llegamos”, analizó.
Por otro lado, dijo que hay “otros signos” refiriéndose a las medidas al igual que
Bennazar, aunque resaltó que hay dos que se contradicen en referencia a las exenciones
impositivas a desarrolladores que construyan viviendas sociales (la cual evaluó
positivamente) y la ley de alquileres que de acuerdo con el escribano “destruye al
mercado”.

Los números en Provincia
Según los números difundidos por la institución que nuclea al notariado bonaerense, la
cantidad de compraventas otorgadas durante el pasado mes fue de 8227, marcando una
clara disminución respecto a septiembre de 2017, cuando se habían registrado 11.849.

En cuanto a la variación interanual de las hipotecas, en la comparación con igual mes de
2017 se advierte una disminución del 73,1 % (908 en 2018 frente a las 3378 de
septiembre de 2017), mientras que el valor del acto de compraventa promedio tuvo un
alza interanual del 70,3 % ($2.044.595 en septiembre de 2018 y $ 1.200.551 en
septiembre del año anterior).

Fuente: Diario La Nación

https://www.lanacion.com.ar/2186458-fuerte-caida-venta-inmuebles-ciudad-septiembre-se?fbclid=IwAR2uMsl_7TjInoM3ejh7S8mGC0OchRx_t083bPlhKrVE1bVBHqpSZjcW6Cg