La sesión está en duda luego del impacto por el acuerdo opositor para designar a dos representantes para el Consejo de la Magistratura

Luego de varias idas y vueltas, el proyecto de Ley de Alquileres podría llegar finalmente esta semana a la  Cámara de Diputados, aunque con varias modificaciones a su texto original. La idea del oficialismo es que el proyecto —con los cambios ya incorporados— sea votado en la sesión del próximo miércoles 21, pero sin embargo aún hay dudas y podría quedar pendiente hasta que se reinicie la actividad del Congreso, durante el próximo año.

Según detalló el diputado Daniel Lipovetzky, del bloque PRO e impulsor del proyecto, la Ley de Alquileres entrará en la sesión del miércoles 21. Sin embargo, Lipovetzky también advirtió que la sesión podría caerse: la unión de varias fuerzas de la oposición en la Cámara  de Diputados, que logró mayoría para designar a los representantes en el Consejo de la Magistratura, complicó el cronograma previsto.

Si el proyecto no llega a tratarse esta semana, quedará pendiente para el año próximo, con el riesgo de perder su estado parlamentario. Otra opción es que se convoque a sesiones extraordinarias, algo que por ahora no está confirmado. “Estaba descartado convocar a extraordinarias. Pero si se levanta la sesión del 21, van a quedar muchos temas pendientes, incluido bienes personales, que modificó el Senado”, indicó Lipovetzky a Infobae.

En el caso de que la sesión se concrete, el proyecto llegará con varias modificaciones, algunas de ellas consensuadas con las cámaras que representan al sector inmobiliario. “Sabemos que hay problemas internos en Cambiemos que hacen peligrar la sesión. El proyecto se votó en el Senado en noviembre de 2016. Pasaron dos años. Si no hay tratamiento y se cae el estado parlamentario el responsable será Mauricio Macri”, explicó Gervasio Muñoz, representante de la asociación que agrupa a los inquilinos.

El proyecto original preveía que los inquilinos puedan presentar garantías bancarias y una actualización del valor de los alquileres cada seis meses, según un índice combinado entre la inflación y la evolución de los salarios. Además, establecía que la comisión de la inmobiliaria solo sea pagada por el propietario (como ya sucede en la Ciudad de Buenos Aires) y una extensión en el plazo plazo mínimo de los contratos de dos a tres años.

¿Qué cambios se realizaron al proyecto en las últimas semanas? Una de las modificaciones es que el plazo mínimo de tres años de duración del contrato se va a poder acortar cuando los alquileres superen un monto determinado (en el primer proyecto se estimó por encima de las 3.000 UVA, unos $83.000, pero ahora será más bajo). Además, el locador podrá aceptar entre dos alternativas de garantías propuestas por los inquilinos y no entre cinco como se pretendía en un principio.

Sin embargo, uno de los puntos que aún no está definido es quién deberá pagar las comisiones inmobiliarias. La idea que gana más fuerza es que el pago sea compartido entre propietarios e inquilinos. “Hasta ahora sigue a cargo del propietario. Pero hay algunos diputados que piden que sea 50% y 50%. Eso lo definiremos el próximo martes”, destacó Lipovetzky.

“Tenemos la expectativa de que el proyecto se trate con todos los cambios que hemos solicitado. Si la ley sale como está, es un disparate. Y al día siguiente de su aprobación, vamos a ir a la Justicia“, advirtió Armando Pepe, titular del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba).

Entre los pedidos de cambios presentados por las cámaras del sector, figuraba la indexación de los alquileres según UVA (Unidad de Valor Adquisitivo), pero esa posibilidad ya quedó descartada. “Desde el oficialismo insisten que se continuará puliendo el proyecto para que llegue el miércoles al recinto y poder girarlo al Senado. Hasta ahora, la manifestación de las organizaciones que defienden a los profesionales inmobiliarios parece haber repercutido en los oídos de los diputados aunque no logra reflejarse del todo en las correcciones“, explicaron desde la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA).

La foto que tenemos para observar las consecuencias de regular los alquileres es la Capital Federal. Una intervención en un mercado para beneficiar a una de las partes trajo como consecuencia que en la ciudad de Buenos Aires los alquileres hayan subido un 35% promedio frente al resto del país, que tuvo subas menores”, explicó Alejandro Bennazar, presidente de la CIA.

El titular de la cámara detalló que el proyecto de Ley que se presentó fue pensado con criterios de hace más de 30 años, que no se aplican a las nuevas generaciones. “Hoy los millennials no quieren un contrato de alquiler de tres años porque tienen una visión diferente”, agregó. Y rescató el trabajo de las mesas sectoriales de diálogo y trabajo que permitieron realizar modificaciones.

Fuente: Infobae.com

https://www.infobae.com/economia/2018/11/18/el-oficialismo-busca-que-la-ley-de-alquileres-se-vote-este-miercoles-en-diputados-pero-con-modificaciones/?fbclid=IwAR1PyEqZoTgQsL6T29qghudH6vDOSdkR7qF8Y41n7Fam_T7JcNrO-_MrOHo