El proyecto consiguió media sanción y será tratado por el Senado provincial antes de fin de año. Lo apoyan todos los bloques. 

Los alquileres bonaerenses que paguen 16 mil pesos o menosquedarán eximidos de afrontar los costos de gastos administrativos, honorarios y las comisiones inmobiliariaspara la contratación del servicio. Así lo establece una ley que obtuvo el voto unánime de los diputados de la Provincia en la sesión que terminó en la noche del jueves.

Se trata de una medida que apunta a reducir los gastos en el rubro vivienda para “las clases media y media baja”, según coincidieron legisladores de todos los bloques. La nueva Ley de Alquileres sería tratada en la próxima reunión del Senado -en una o dos semanas- y podría entrar en vigencia para las operaciones que se realicen a partir del año que viene.

En la Ciudad de Buenos Aires ya rige una ley similar, que obliga a los propietarios a pagar la comisión inmobiliaria, y también reduce los gastos administrativos. Además, esta semana se lanzó un plan que reemplaza las garantías inmobiliarias por un seguro de caución.

Además, en Diputados quedó pendiente el tratamiento de la ley nacional de alquileres, que tiene media sanción y podría debatirse recién en 2019 si este año no hay más sesiones.

Contratos por tres años, comisión inmobiliaria a cargo del propietario, actualización semestral según evolución de la inflación y los salarios son los principales cambios que introduce el proyecto, que tiene dictamen de comisiones.

Alcanza sólo a los contratos de vivienda familiar permanente y cuyo “canon locativo mensual” no supere “el monto equivalente a un salario y medio mínimo vital y móvil”. Hoy ese parámetro está en 10.700 pesos según el ministerio de Producción y Trabajo de Nación. La reducción de honorarios y gastos abarca también a la renovación de los contratos.

Quedan excluidos los alquileres de vivienda que superen los 16.050 pesos (un salario mínimo y medio) y los contratados con fines comerciales. “Se genera un honorario social para inquilinos de clase media y baja”, según la explicación del diputado Ricardo Lissalde (Frente Renovador).

El artículo 1° dice que dentro de esos rangos (menos de 16 mil pesos y uso familiar único) “no se podrá requerir, ni percibir de ellos mediante cualquier forma de pago, comisiones inmobiliarias y/u honorarios por intermediación o corretaje, ni gastos y/o costos de gestoría, ni gastos u honorarios por administración de dichas locaciones”. Esto incluye, además, los importes que percibe el Estado por timbrados y otros impuestos. Ya no se cobrarán en futuros contratos.

Y ese es el punto de mayor controversia. Esta mañana, el presidente del Colegio de Martilleros de la Provincia, Juan Carlos Donsanto, le dijo a Clarín que si se convierte en ley presentarán recursos de amparo por el perjuicio que implica “la pérdida del 50% en nuestros honorarios”.

El dirigente aclaró que la entidad que agrupa a los corredores bonaerenses había planteado su acuerdo con fijar una “tarifa social” para los inquilinos pero pretendía que el tope fueran “7.000 u 8.000 pesos de alquiler mensual”. Según el dirigente, con el monto que fijaron los diputados, “más de la mitad de las operaciones quedarán abarcadas”. Es que en Provincia, el promedio de alquiler de una propiedad está en 9.415 pesos, según el relevamiento del colegio de Martilleros.

El diputado Lissalde aclaró que para la renovación del contrato, el inquilino pagará la mitad del valor de un honorario normal. Ese porcentual está fijado en un máximo de 4% sobre el total de la operación, o sea la suma de los 24 meses del alquiler. A partir de esta nueva regulación, ese indice se reducirá al 1% y el operador inmobiliario podrá incluirlo en los gastos del dueño de la propiedad. “Es una medida inédita para la Provincia de Buenos Aires porque hoy se abona en todos lados el dos por ciento, y con la ley será la mitad”, explicó Lissalde.

El proyecto surgió del acuerdo de diferentes bloques para crear un marco normativo que genere mejores condiciones para el acceso a la vivienda. La iniciativa fue acompañada con las firmas de los presidentes de bloque de Cambiemos, PJ-Unidad y Renovación, Frente Renovador, Frente Amplio Justicialista e Integrar.

Ahora, para ingresar a un departamento de dos ambientes, que cuesta 8.000 pesos por mes, en el centro de una ciudad como La Plata, el interesado tiene que disponer de por lo menos 35 mil pesos. El primer mes de alquiler; más el mes de depósito; el 4% de “comisión” (en este caso unos 7.500 pesos); los gastos administrativos y el timbrado del contrato.

Para atenuar este “desembolso inicial desmedido”, la normativa achica el porcentaje de la comisión del martillero profesional: del 4% del contrato pasa a un máximo del 2%.

En el debate parlamentario, la diputada Rocío Giaccone (FPV) dijo que “es una ley es favor de todos y busca que el mercado de alquileres no se frene como está en este momento. Creemos que habrá más ciudadanos de la provincia de Buenos Aires que puedan alquilar”. El diputado Guillermo Bardón (Cambiemos) destacó que el proyecto unificó cinco iniciativas diferentes porque queremos encontrar una solución a esta problemática”.​

Fuente: Diario Clarin

https://www.clarin.com/ciudades/ley-alquileres-provincia-comisiones-gastos-pagan-16000-mes_0_1sZVL958B.html