Hace tiempo que parece haber caducado el plan de tomarse una quincena entera de
vacaciones, del mismo modo que tampoco corre más el famoso llego mañana para alquilar una casa o departamento en la Costa Atlántica o el sur argentino.

Estudios realizados por distintos operadores y cámaras del sector -desde Booking, Airbnb y Hoteles.com hasta Viajala, Alquiler Argentina y la Cámara de Martilleros de Mar del Plata y Pinamar- no sólo destacan el crecimiento de los destinos locales por sobre los internacionales, sino también que las estadías promedio para este verano no superan la semana en todo concepto.

Además consignan que, por el temor a otra escalada del dólar, muchos hicieron sus
reservas en octubre para congelar el precio de las vacaciones en enero.

Dos semanas después de aquella última semana de agosto en la que el dólar pasó de 31 a
casi 42 pesos, el Colegio de Martilleros de Mar del Plata publicó su tarifario de alquileres y anunció que un departamento para tres personas cerca del mar iba a costar 13.500 pesos la quincena en enero en ese balneario. “Estamos un 25% arriba en los precios de los alquileres en relación al verano pasado”, se sigue aferrando Miguel Angel Donsini, presidente del Colegio, ante una consulta de La Nación, pese a que un informe de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires denuncia aumentos de hasta el 50% en toda la Costa bonaerense.

También Judith Gómez Pereyra, coordinadora de Marketing en Alquiler Argentina, se alinea con Donsini al sostener que los valores de los temporarios no aumentaron al ritmo de la inflación -que a noviembre ya acumula el 42%, según estimaciones privadas-.
De uno u otro modo, el efecto de la corrida del dólar “hizo que la gente asegure sus vacaciones en el país”, defiende Gómez Pereyra. “El año pasado te caían sobre la fecha.
Este verano se acabó el llego mañana”, repite, y tira el dato positivo: “que a esta altura de diciembre las reservas de cabañas, departamentos y casas lleguen al 60% en enero habla de que va a ser una gran temporada para los destinos locales”.

Para Alquiler Argentina, los cinco puntos turísticos que más crecieron en ocupación,
comparando con el último verano, son: Carlos Paz, Las Grutas, Monte Hermoso, Villa
Gesell y Mar de Plata. Para Hoteles.com, las que más explotaron en cantidad de búsquedas fueron Alta Gracia, Mar Azul y Valeria del Mar. Para Booking: Mar del Plata, Bariloche y Puerto Iguazú.

En esa misma línea, Mariano Basile, representante de Ventas de Viajala, el metabuscador de vuelos y hoteles, informa que en el top ten de búsquedas para enero de 2019 figuran siete destinos nacionales, cuando el año pasado eran apenas tres en el mismo listado.

Cambios de rumbo

Lucio Vera Tapia, de la inmobiliaria homónima en Pinamar, dice estar sorprendido porque ya alquiló el 90% de las casas grandes que tenía en su cartera. Se trata de viviendas de tres dormitorios más dependencia, bien ubicadas, que rondan los $ 65.000 para la primera quincena como precio estándar. “El año pasado hasta el 20 de diciembre todavía quedaban casas vacantes”, se acuerda, y pronostica que esta  temporada va a ser “única y ejemplar”.

Para tener una idea de otros valores, el Centro Profesional de Martilleros y Corredores Públicos de ese balneario mostró su planilla: una casa de dos habitaciones cuesta $ 29.000 por semana, en promedio. En cambio, un triplex para cuatro pasajeros a unas siete cuadras del mar ronda los $ 35.000 la quincena.
Santiago García Bach, vendedor de la inmobiliaria Altieri de Pinamar, coincide con Vera Tapia sobre la buena performance de las casas grandes. “En muchos casos eran clientes que antes se iban afuera, o se iban a Punta más días, y este año eligieron Pinamar”, explica, y sostiene que también hay un segmento de alquileres más rezagado, el de la gama media.
“Antes los dúplex en Valle Fértil, Centauro, desde Medusas hasta De la Lisa, se alquilaban con facilidad. Este año está costando más”, destaca, aunque también es optimista sobre la temporada: “Va a estar todo completo”.
En Mar del Plata, el valor de un departamento de tres dormitorios, con tres baños cochera en un edificio de primer nivel frente al mar, en Punta Mogotes, ronda los 4000 pesos por día en la primera quincena del año. “Si me dan 50, cierro ya”, presume el dueño de una de las inmobiliarias más conocidas de la ciudad, y confirma: “las  estadías son de siete días; la gente ahora mira la semana, perdida en algún momento de eneero y febrero”.

Fuente: Diario La Nación

https://www.lanacion.com.ar/2202227-alquileres-de-verano-adios-al-llego-manana