Es por el desfasaje con entre los salarios y la inflación superior a los 10 puntos. Por primera vez, deudores que tomaron hipotecarios indexados pueden solicitar a los bancos más tiempo, según estimaciones de la Secretaría de Vivienda.

Los salarios del sector registrado crecieron en noviembre 2,4 por ciento mensual y, en la comparación interanual, quedaron más de 20 puntos por debajo de la inflación, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). Los reportes de precios y salarios son claves para los tomadores de créditos UVA: un desfasaje de más de diez puntos en la medición anual permite a los deudores extender el plazo de devolución de los préstamos para aliviar el peso de la cuota mensual. Según estimaciones de la Secretaría de Vivienda, 34.237 personas quedaron habilitadas para negociar una extensión de plazo con los bancos.

La secretaría que conduce Iván Kerr esperaba con suma atención el dato de salarios de noviembre. Según las estimaciones oficiales, será la primera vez que quede activada la “cláusula gatillo” de los créditos UVA.

En el peor escenario previsto por el Gobierno, una actualización del 2,5% en el índice de salarios registrados de noviembre activaba la extensión de plazo para más de 34.000 personas que sacaron su préstamo UVA entre julio y diciembre de 2017.
Una persona que sacó un crédito UVA en agosto de 2017 por un valor promedio ($1,3 millón) comenzó pagando una cuota inicial de 8475 pesos (427 UVA). Ahora, la cuota subió 65% y se fue a 14.004 pesos. La cuota sería apenas 0,2% superior al límite (26 pesos).

Desde el inicio del sistema de créditos indexados, el Banco Central previó que los bancos deben ofrecer a sus clientes la posibilidad de extender el plazo de devolución en hasta 25% si la cuota actualizada por inflación -es decir, la cuota efectiva- supera en 10% o más a la cuota actualizada por el Coeficiente de Variación Salarial (CVS), que no es otra cosa que el índice de salarios del trabajo registrado.

Así, en un crédito a 20 años de plazo, el tomador del préstamo podría solicitar cinco años más para saldar la deuda.

Si bien la medición del Indec marcó que el salario promedio subió 2,9% en noviembre, la remuneración de los trabajadores registrados solo avanzó 2,4%. De acuerdo al indicador oficial, el salario del empleo no registrado trepó 5,3% ese mes.

Al extender el plazo, la cuota es menor, aunque sube la deuda. Por eso, siempre es opción del deudor activar o no esta posibilidad y los bancos no pueden negarse a hacerlo.

Pero además, en octubre, el presidente Mauricio Macri anunció una nueva medida para atenuar el peso de la cuota indexada en el salario. La nueva opción implica ponerle un techo a la cuota cuando la inflación supere en diez puntos a los salarios pero, en vez de extender plazo, pagar un poco más cuando los salarios recuperen poder adquisitivo contra el Índice de Precios al Consumidor (IPC). Esta alternativa, en principio, estaría disponible en los bancos públicos, aunque existen todavía dudas sobre cómo se implementará.

Fuente: TN.com.ar

https://tn.com.ar/economia/creditos-uva-mas-de-34000-personas-quedaron-habilitadas-para-extender-el-plazo-de-devolucion_937015