Ante los reclamos de los deudores el Estado negocia con los bancos para cubrir la diferencia entre la inflación y la suba de los salarios.

El Gobierno decidió finalmente salir al rescate de los beneficiarios de los créditos hipotecarios UVA que se quejaban de las cuotas que pagan por sus viviendas subieron mucho más que sus salarios. Desde el ministerio del Interior están dando los últimos retoques a un plan que establece que el Estado se hará cargo de la diferencia entre el aumento de la cuota y el incremento salarial si esa brecha supera el 10%.

Con estos anuncios la cartera que conduce Rogelio Frigerio busca “facilitar el pago de las cuotas a las familias de sectores socioeconómicos bajos y medios de la población que hayan tomado créditos ajustables por UVA a fin acceder a una vivienda familiar, única y permanente”, según se informó.

El lanzamiento llega casi en simultáneo con la promesa que lanzó esta mañana el presidente Mauricio Macri en la inauguración del nuevo edificio del banco Santander, cuando dijo que con la inflación iban a repuntar los créditos UVA.

Hay dos tipos de beneficiarios de préstamos UVA. Por un lado están quienes tomaron un crédito a través del plan PROCREAR y por el otro quienes se endeudaron con un crédito bancario por fuera de este programa.

Entre los UVA /PROCREAR hay 35.000 beneficiarios. Para estos se creará un fondo de cobertura, administrado por BICE Fideicomisos. Incluye a los créditos que se pusieron en marcha en los últimos dos años y a los que se pondrán en marcha a partir de ahora.

El Estado cubrirá la diferencia entre la cuota mensual del crédito ajustado por el índice UVA -es decir, que se actualiza por la inflación- y la que hubiera debido pagarse si el crédito se hubiera ajustado por el índice de Coeficiente de Variación Salarial (CVS). Si esa brecha es superior al 10% se activa este seguro.

Para los nuevos créditos que se espera que se otorguen en agosto se incluirá un aporte mensual obligatorio del 1,5% del monto de la cuota correspondiente. Los bancos están habilitados a cobrar este cargo por separado a los clientes e incluirlo en la cuota mensual.

Para los créditos ya otorgados, PROCREAR realizará un aporte al fondo de cobertura, a favor de todos los beneficiarios, equivalente a 1,5% por cada una de las cuotas ya pagadas y otro equivalente al valor presente del 1,5% de todas las cuotas restantes.

Para quienes se endeudaron directamente con los bancos, por fuera del PROCREAR, el programa cubrirá la brecha entre el salario y la inflación (siempre que supere el 10%) en el período que va de octubre de 2018 y diciembre de este año. Según las estimaciones oficiales ese es el período en el que se produjo el mayor desfasaje entre precios y salarios.

Para acceder a este beneficio es requisito que se hayan tomado créditos ajustables por UVA por montos que, al momento del desembolso, no hayan superado el equivalente en pesos de 120.000 UVA, hayan destinado los créditos a la adquisición de una Vivienda Familiar, única, permanente con un valor de compra o tasación inferior a las 140.000 UVA y en la actualidad no sean propietarios o copropietarios de otro inmueble.

Ahora desde PROCREAR están acordando con los bancos la forma en que se instrumentará este subsidio. El primer paso será que cada entidad le remita a PROCREAR la lista de los deudores que califican para este beneficio. Los datos oficiales marcan que sobre 114.000 créditos UVA solo 286 familias están atrasadas en el pago.

Fuente: Diario Clarín

https://www.clarin.com/economia/economia/gobierno-hara-cargo-seguro-antiinflacion-creditos-uva_0_rd4y6FBGI.html